Vacunas de refuerzo y nuevas variantes del virus SARS-CoV-2

Martes, 14 diciembre 2021

El actual escenario de la pandemia con nuevas variantes del virus ha hecho que muchos gobiernos aceleren la inyección de la dosis de refuerzo de la vacuna. El doctor en Farmacia, licenciado en Ciencias Biológicas y Catedrático Emérito de Microbiología de la UAH, Fernando Laborda, explica la necesidad de una vacunación masiva.

 - ¿Por qué es necesaria una tercera dosis de la vacuna contra el COVID-19?

- Es un hecho cierto que las vacunas anti-COVID 19, basadas en la espícula S del virus SARS-CoV-2, se están mostrando muy eficaces a la hora controlar la pandemia que nos está afectando tan negativamente desde un punto de vista sanitario e incluso social y económicoPor ello creo que ya podemos ser razonablemente optimistas acerca del control de esta pandemia. Queda, sin embargo, bastante camino por recorrer.Entre otras actuaciones,es muy conveniente no bajar la guardia y seguir con las medidas socio-sanitarias que tanto están contribuyendo a este principio de control. Sobre todo, es perentorio lograr una vacunación masiva, no solo de toda la población de los países denominados desarrollados sino también de toda la población de los países del tercer mundo.  

En cuando a la tercera dosis de la vacuna (de igual composición que las anteriores) en los países desarrollados y desde un punto de vista científico considero que, en la situación actual, no es estrictamente necesaria para la mayoría de la población ya vacunada.Quizás sea necesaria esta tercera dosis para algunas personas que, por algún motivo (edad, enfermedad…), tengan su sistema inmune afectado. Pero incluso para estas personas podría ser más eficaz la implementación de la sueroterapia con el uso de anticuerpos monoclonales.

Se ha visto que con el paso del tiempo el nivel de los anticuerpos (inmunoglobulinas) contra la espícula S del virus SARS-CoV-2, inducidos por las vacunas, va disminuyendo en todas las personas vacunadas. Esto es lógico. El ser humano está en contacto continuo con una gran cantidad de substancias (antígenos) que inducen la formación de numerosos anticuerpos. Si el nivel de estos no fuera disminuyendo, cuando ya no le son necesarios, llegaríaun momento en que la sangre“se llenaría”, por así decirlo, y no podría cumplir sus funciones, ni habría sitio para nuevos anticuerpos que necesitasen ser producidos. 

Por lo tanto, es naturalmente lógico que el nivel de anticuerpos anti-COVID 19 vaya disminuyendo en las personas vacunadas. Sin embargo, esto no implica que estas personas queden desprotegidas frente al virus SARS-CoV-2 y puedan fácilmente contraer el COVID 19.  

Hasta ahora nos estamos refiriendo al sistema inmunológico humoral, que es quien posee los anticuerpos (inmunoglobulinas). Existe, además, en todas las personas el denominado sistema inmunológico celular y este es el encargado de producir, entre otras, las denominadas células de memoria, que son específicamente inducidas por las vacunas y que permanecen viables durante mucho tiempo.Estas células de memoria son activadas ante la nueva invasión del antígeno correspondiente (el virus SARS-CoV-2 en este caso), e inmediatamente transmiten la orden de producir cantidades masivas de los anticuerpos correspondientes y frenar así la invasión del patógeno.

Para las variantes originales del virus SARS-CoV-2 las vacunas actuales siguen siendo muy eficaces. Se sabe que en el caso de algunas de las nuevas variantes mutacionales la eficacia de ciertas vacunas se ve reducida, pero hasta ahora siguen siendo muy válidas en la protección de la población vacunada.

Muy diferente sería la situación si aparecieran nuevas variantes del virus SARS-CoV-2 para las cuales las vacunas actuales fueran totalmente ineficaces. Entonces sí. Entonces sería imprescindible aplicar dosis de nuevas vacunas que cubran los cambios mutacionales ocurridos.

Por suerte, las vacunas RNA son relativamente fáciles de reprogramar para hacer frente a nuevas variantes, y en poco tiempo se pueden obtener vacunas adecuadas y eficaces para controlar la enfermedad producida por estas variantes.

Fernando Laborda
Fernando Laborda, Catedrático Emérito de Microbiología de la UAH

- ¿Habrá tanto éxito con esta dosis como con las anteriores?

- En España creo que sí va a tener mucho éxito, en cuanto al número de vacunados se refiere, ya que la población se ha dado cuenta de la bondad de las vacunas, a pesar de que queda un número considerable de negacionistas.Aunque la necesidad de esta tercera dosis sea discutible, como acabo de explicar, es cierto que su aplicación va a producir un incremento de anticuerpos (inmunoglobulinas)ventajoso a corto plazo, lo que puede producir cierta euforia, pero no debemos olvidarnos nunca de las beneficiosas medidas socio-sanitarias.

- ¿Por qué la vacuna no impide la transmisión del virus?

- Las actuales vacunas, administradas vía inyectable, son muy eficaces en la inducción de un tipo de anticuerpos denominados inmunoglobulinas G (IgG) y relativamente poco eficaces en la inducción de otro tipo de anticuerpos denominados inmunoglobulina A (IgA).

Las IgA son fundamentalmente las inmunoglobulinas que protegen a las mucosas de ser invadidas por los patógenos. Por lo tanto, al no estar las IgA muy activadas en las personas vacunadas, las mucosas de estas personas y sobre todo las mucosas de las vías respiratorias altasestán un tanto desprotegidas.Aunque con más dificultad que en las personas no vacunadas, el virus SARS-Cov-2 puede infectar y reproducirse en las mucosas de las vías respiratorias altas de las personas vacunadas. Todo ello implica que esta población vacunada pueda infectarse y ser, además, transmisoras del virus.Pero como las personas vacunadas poseen un alto nivel de IgG, que son las inmunoglobulinas circulantes en todo el cuerpo, el virus no puede progresar desde las mucosas al interior del cuerpo o progresa muy débilmente.Así pues, las personas vacunadas, si bien pueden contagiarse y transmitir el virus, no desarrollan la enfermedad o lo hacen de una forma leve.

Aunque la población de personas vacunadas pueda transmitir el virus, siempre lo harán en una proporción mucho menor que la población no vacunada. A mayor trasmisión-circulación del virus más probabilidad de aparición de nuevas variantes, cuya influencia en la pandemia es desconocida y puede ser muy peligrosa.

- ¿Se aprobarán nuevas vacunas en Europa?

- Indudablemente sí y serán mejores y más eficacesEsto no ha hecho más que empezar. Por eso decía al comienzo de esta entrevista que hay que ser razonablemente optimistas.

Concretamente en España tenemos varias vacunas, muy interesantes, que podrían ser aprobadas en breve. Una de ellas se aplicaría por inhalación, lo que induciría una gran cantidad de IgA, con todas las ventajas que ello conlleva.

- ¿Qué diferencia a la variante Ómicron de las anteriores?

- Esta variante ha sido descrita recientemente por científicos sudafricanos y tiene la peculiaridad de presentar un elevado número de mutaciones. Muchas de estas mutaciones ya estaban presentes en variantes anteriormente descritas, pero muchas otras de sus mutaciones son novedosas y afectan a la proteína de la espícula S del virus SARS-CoV-2 que le sirve para reconocer y penetrar en la célula a la que va a infectar. Ante la magnitud y la localización de las mutaciones que presenta la variante Ómicron, las autoridades sanitarias la han calificado como variante preocupante, a la espera de que los estudios científicos, que se están realizando, muestren datos ciertos sobresu infectividad, virulencia y comportamiento frente a las vacunas actuales. 

Puede que en unas días o semanas podamos disponer de los resultados de estos estudios y tomar entonces las medidas oportunas.

- ¿Es más peligrosa?

- De momento no hay datos científicos al respecto, por lo que debemos tener precaución, paciencia y esperar unos días.  

Por los datos que hasta ahora se van conociendo parece ser que, aunque descrita hace poco en Sudáfrica, esta variante hace tiempo que está circulando por diversos países a nivel mundial y que presenta una elevada capacidad de infección, por lo tanto, una gran transmisibilidad, pero una baja virulencia, por lo que produce infecciones leves. De ser esto cierto, esta variante podría ser muy interesante pensando en el final de la pandemia. 

De todos modos, no adelantemos los acontecimientos y repito: de momento precaución y paciencia.

- ¿Puede poner en riesgo la efectividad de las vacunas?

- No hay datos que permitan aún dar una respuesta clara y fehaciente en este aspecto. Esperemos unos días. 

Agenda

14, dic, 2021

Los días 14 y 21 de diciembre en el Club de Lectura comentaremos ...

22, dic, 2021

En la exposición, a través de la recreación de sets, atrezzo, vestuario y ...

10, ene, 2022
11, ene, 2022

En el concurso de este año se han presentado en torno a 800 ...