Las Universidades de Buenos Aires y Alcalá incluidas en la red cooperativa de equipos científicos de investigación sobre la evolución humana promovida por la Fundación Atapuerca

Jueves, 28 octubre 2021 15:21

La Fundación Atapuerca, la Universidad de Buenos Aires (UBA) y la Universidad de Alcalá (UAH) han firmado un protocolo de acuerdo, por el cual investigadores españoles y argentinos colaborarán conjuntamente en materia de investigación, docencia y excavación en los yacimientos de la sierra de Atapuerca y en la Universidad de Buenos Aires.

En esta línea, las tres entidades han acordado que cada año un equipo de cuatro personas de la Universidad de Buenos Aires podrá participar en las excavaciones de los yacimientos de la sierra de Atapuerca realizando prácticas de excavación durante dos semanas, en base a un Plan Formativo.

Por su parte, la Universidad de Buenos Aires y la Fundación Atapuerca han acordado también que cada año un equipo de hasta dos personas de la Fundación Atapuerca podrá participar durante un periodo de dos semanas en uno de los centros de la Universidad de Buenos Aires en el marco de un plan de intercambio previamente acordado entre la Universidad de Buenos Aires y la Fundación Atapuerca.

Asimismo, la Universidad de Alcalá (UAH), de acuerdo con la Universidad de Buenos Aires, será la encargada de diseñar el Plan Formativo que deberán realizar las personas designadas por la Universidad de Buenos Aires para participar en las excavaciones de la sierra de Atapuerca. También, impartirá las enseñanzas programadas en el mencionado Plan Formativo y tutorizará a las personas que participen en las excavaciones de la sierra burgalesa, velando para que adquieran las competencias contempladas en el Plan Formativo, evaluando su progreso académico, e informando de dicha evaluación a la Universidad de Buenos Aires.

El convenio ha sido suscrito por el rector de la Universidad de Buenos Aires, Alberto E. Barbieri; el rector de la Universidad de Alcalá, José Vicente Saz; el presidente de la Fundación Atapuerca, Antonio M. Méndez Pozo y el vicepresidente de la misma Fundación y codirector del Proyecto Atapuerca, Juan Luis Arsuaga.

El convenio suscrito entre las tres entidades se desarrollará a través del Centro Francisco Javier Muñiz de Evolución Humana y Ecosistemas, que pone en relación a la Cátedra de investigación en Otoacústica evolutiva y Paleoantropología de la UAH y la Cátedra de Biología e Introducción a la Biología Celular de la Facultad de Ciencias Médicas/CBC de la UBA, cuyos profesores titulares, Ignacio Martínez Mendizábal (UAH) y Gabriel Capitelli (UBA), con sus equipos docentes y de investigación, están desarrollando cursos sobre evolución humana, digitalización de fósiles y material arqueológico y antropológico, e investigaciones sobre evolución del oído en perros, cetáceos, primates y ciervos.

El primer proyecto se centrará en el estudio de las cavidades del oído en perros adultos para analizar su evolución en relación con sus antepasados, los lobos. Se pretende establecer si existe un patrón general para la especie, que sea diferente del patrón del lobo, y se buscará establecer las diferencias anatómicas entre diferentes especies de cánidos. Esto es clave para diferenciar la fauna doméstica de la salvaje. También se investigará el patrón auditivo de los perros y de los lobos para estudiar si el proceso de domesticación ha propiciado modificaciones en el perro para ajustarlo a la voz humana.

Red cooperativa de equipos científicos internacionales:

Desde 2015 la Fundación Atapuerca está embarcada en ampliar acciones ligadas a la internacionalización.

Por un lado, la University College London (UCL) y la Fundación Atapuerca firmaron un acuerdo para fomentar la colaboración en beneficio de los estudiantes e investigadores de la UCL y del Equipo de Investigación de Atapuerca. El acuerdo permite encauzar proyectos concretos, como incluir una nueva asignatura “Atapuerca and Human Evolution in Europe” en el programa de estudios de Antropología de la UCL y permitir que estudiantes de la UCL excaven en Atapuerca.

Más tarde, el Museo de Gibraltar y la Fundación Atapuerca firmaron un convenio para que la Fundación Atapuerca colabore en la gestión, puesta en valor y difusión pública del yacimiento de las cuevas de Gorham y de los resultados de la investigación científica relacionada con ella. Por ese acuerdo el Museo de Gibraltar podrá solicitar de la Fundación Atapuerca profesionales de su estructura y del Equipo de Investigación de Atapuerca (EIA) para cuestiones relacionadas con las cuevas de Gorham. Miembros del EIA, entre ellos Jordi Rossell, participan desde hace varios años en las excavaciones que dirige paleontólogo y director del Museo de Gibraltar, Clive Finlayson, en estas cuevas, en las que se ha encontrado evidencia de pensamiento simbólico en los neandertales.

También, la Fundación Atapuerca firmó un protocolo de acuerdo con el Museo Nacional de Georgia, por el cual investigadores españoles y georgianos colaboran conjuntamente en materia de investigación y excavación en los yacimientos de la sierra de Atapuerca y de Dmanisi (Georgia). Dmanisi es un yacimiento arqueológico situado en la república de Georgia, en el Cáucaso, en el que se encuentra una larga secuencia estratigráfica que va desde el Pleistoceno inferior hasta la Edad Media. En los niveles más antiguos, datados en más de 1,8 millones de años, se han descubierto restos de industria lítica, fauna y los restos más antiguos de seres humanos hallados fuera de África.

Archivo