Una Alumni UAH ha recibido el premio HISPASAT del COIT por su TFM sobre satélites de comunicaciones

Martes, 26 julio 2022

Anabel Almodóvar, Alumni del Grado de Ingeniería Electrónica de Comunicaciones y es personal técnico de investigación en el grupo Redes de sensores acústicos y electromagnéticos inteligentes y procesado de la señal ha sido galardonada con el premio HISPASAT al Mejor Trabajo Fin de Máster de Ingeniería de Telecomunicación en Nuevas Tecnologías para Satélites de Comunicaciones que otorga el Colegio Oficial de Ingenieros de Telecomunicación (COIT). 

 - ¿Qué significa para ti este reconocimiento? 

- Este premio significa un reconocimiento a todo el esfuerzo supuesto en estos últimos años y un orgullo como ingeniera de telecomunicaciones.

- ¿En qué ha consistido tu trabajo? 

- Mi TFM está enfocado en  el estudio de sistemas radar pasivos que utilizan IOs satelitales en aplicaciones de vigilancia. Un radar pasivo es un conjunto de técnicas que usan señales no cooperativas como fuente de iluminación en lugar de trasmisores dedicados. A estas fuentes no cooperativas se las conoce como Iluminadores de oportunidad (IO) como pueden ser televisión digital (DVB-T, Digital Video Broadcasting Terrestrial), comunicación satelital (DVB-S, Digital Video Broadcasting Satellital), radio FM, sistemas de comunicación móvil, audio digital (DAB, Digital Audio Broadcasting), radionavegación (GNSS) u otros radares activos, en lugar de por un transmisor propio. A partir de la energía dispersada por los blancos en la dirección del receptor radar al ser iluminados por los IOs es posible la detección de blancos y la estimación de parámetros como su posición y velocidad. 

No todos los iluminadores llegan a ciertas zonas por su alcance. Por ejemplo, la cobertura de la TDT no llega en alta mar. En este caso, se puede aprovechar la televisión satelital como iluminador de oportunidad ya que cuenta con cobertura global.

Estos IOs son de gran interés por su disponibilidad en lugares remotos y para garantizar amplias áreas de monitorización. En mi proyecto, se ha llevado a cabo un estudio de la cadena receptora con el propósito de mejorar la detección, diseñando un array de bocinas comerciales. De este modo, mediante elementos comerciales de bajo coste es posible realizar mejoras significativas en el sistema. Además, se han realizado técnicas de procesado en array (conjunto de antenas colocadas de tal manera que se mejore las características del radar) que permiten una mejora en la detección de blancos.

- ¿Qué aporta este a la sociedad? 

- Los radares pasivos están ganando cada vez mayor protagonismo por su elevado carácter innovador y su impacto mínimo sobre el funcionamiento de la amplia variedad de instalaciones y entornos de operación, como infraestructuras críticas o protección de los espacios comunes globales (marítimo, aéreo, terrestre), debido a la ausencia de radiación electromagnética. Dado el marco actual, este tipo de sistemas es muy ventajoso en entornos de defensa. 

- ¿Cuáles son tus proyectos a corto plazo? ¿continuarás con estas investigaciones? 

- Actualmente estoy realizando un doctorado centrado en sistemas radar pasivo dentro del grupo 'Redes de sensores acústicos y electromagnéticos inteligentes y procesado de la señal' de la UAH. Mis compañeros de equipo son un gran apoyo para realizar mi tesis y un impulso para continuar dentro del marco investigador. Ellos son mi modelo a seguir para continuar con mi carrera profesional.