Un estudio de un profesor de la UAH mejora el manejo de los pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica

Viernes, 05 noviembre 2021

El artículo del grupo CIBERES, coordinado por el docente de la UAH, David Jiménez, y publicado en la revista JAMA, encuentra que no es necesaria una búsqueda activa de la TEP en pacientes hospitalizados por agudización de EPOC. 

El grupo de investigadores CIBERES (Centro de Investigación Biomédica en Red - Enfermedades Respiratorias) ha publicado un estudio en el que se muestran los resultados de una estrategia activa para el diagnóstico de tromboembolia de pulmón (TEP) en los pacientes hospitalizados por exacerbación de la EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica). Este equipo ha sido dirigido por David Jiménez, investigador principal y profesor del departamento de Medicina y Especialidades Médicas de la Universidad de Alcalá, además de jefe de servicio de Neumología del Hospital Ramón y Cajal.

La TEP es el taponamiento de una parte del territorio arterial pulmonar por coágulos sanguíneos, lo cual dificulta el bombeo de la sangre por el corazón a los pulmones, y que provoca falta de aire, dolor en el pecho, e incluso, pérdida de conocimiento. Afecta a unas 30.000 personas al año en España y se asocia a una mortalidad precoz no despreciable, situándose como tercera causa de muerte por problemas cardiovasculares. La EPOC es una enfermedad pulmonar producida por el consumo de tabaco que inflama los bronquios y destruye los pulmones, lo cual provoca dificultad para respirar, tos o producción de moco en abundancia. Actualmente, es una de las causas más frecuentes de incapacidad y de mortalidad en la población nacional. 

Conocer si existe una posible relación entre ambas enfermedades es importante para mejorar el pronóstico de las personas afectadas. El artículo del profesor David Jiménez, recientemente publicado en la revista JAMA, parte de un estudio previo de la revista Ann Intern Med, que encontró un 22% de pacientes ingresados por EPOC con TEP. En función de estos datos, los investigadores diseñaron un ensayo clínico para evaluar el beneficio que podría reportar al paciente el diagnóstico de estos trombos. 

Mejoras en la prevención y diagnóstico de los pacientes con TEP

"Diseñamos un ensayo clínico en el que los pacientes con EPOC agudizada que ingresaban en el hospital eran aleatorizados al manejo convencional o a la búsqueda activa de la TEP", explica. "Algunos estudios habían encontrado prevalencias altas de TEP en pacientes con EPOC agudizada y sugerían la realización rutinaria de una angioTC de tórax, prueba que se asocia a efectos adversos como radiación, alergia al contraste y daño renal asociado al contraste". Finalmente, los resultados muestran que no hay beneficio en la búsqueda activa de la TEP en este grupo de pacientes. 

Entre las demás conclusiones, el investigador afirma que "el dímero D ajustado a la edad es una prueba muy sensible para descartar la TEP en estos pacientes". Se trata de una prueba muy sencilla y sensible, que evita la realización de pruebas de imagen en la mitad de los pacientes. Si bien los resultados de este estudio son muy importantes, el investigador resalta que tuvieron algunas dificultades debido a que "la alta demanda asistencial de todos los investigadores y la pandemia prolongaron el período de reclutamiento, extendiéndose durante seis años".

Con motivo del Día Internacional de la Trombosis, el profesional de la UAH recuerda que la mejor manera de evitar sufrir un trombo en el pulmón es fomentar "una vida sana, que incluye dieta mediterránea, ejercicio físico moderado y no fumar". Aparte del reciente estudio, el grupo de investigación CIBERES sigue estudiando nuevas maneras de mejorar la prevención, el diagnóstico y tratamiento de los pacientes con TEP: "En concreto, estamos evaluando la eficacia y seguridad de nuevos métodos diagnósticos de la TEP en pacientes con cáncer; tratamientos 'agresivos' para la TEP (que deshacen el coágulo); o la duración óptima de la anticoagulación en pacientes con TEP".

En paralelo, David Jiménez está comprometido con la implantación del código TEP en la sanidad española, un sistema de activación de un grupo de especialistas en el momento del diagnóstico de la TEP para establecer un manejo consensuado que mejore el pronóstico de los pacientes que acudan a los centros sanitarios con esta dolencia. 

Agenda

21, abr, 2022

La muestra recoge en 56 viñetas las visiones incisivas y complementarias que El ...

22, abr, 2022

La exposición reúne más de un centenar de piezas para ofrecer un recorrido ...

27, abr, 2022

Una "cápsula" que reúne/condensa/concentra la esencia de la exposición "Emigrantes invisibles. Españoles en ...

29, abr, 2022