Daniel Ureña
es socio-director de Mas Consulting y vicepresidente de la European Association of Political Consultants (EAPC) y también fue en su día alumno de la UAH, donde realizó el máster en Estudios Norteamericanos.

Daniel Ureña fue testigo directo de la última campaña electoral en Estados Unidos y habla en esta entrevista de la comunicación política y de las particularidades de las elecciones norteamericanas.

Daniel Ureña.


-¿Cómo recuerda su paso por la UAH?
-Como una etapa en la que vuelvo a las aulas como alumno y no como profesor para aprender de un tema que me encanta: Estados Unidos. Es muy gratificante compartir con otros alumnos sus experiencias y sus visiones sobre diferentes aspectos de la cultura de Estados Unidos.

-Cuéntenos cómo llega a Mas Consulting y cuál es su trabajo en esta firma?
- Hace ahora 10 años volví de Washington D.C. con el objetivo de crear una compañía dedicada a la consultoría política y de asuntos públicos, dos ámbitos muy poco desarrollados en España. En este tiempo hemos asesorado a una larga lista de líderes políticos, gobiernos, partidos, empresas, asociaciones empresariales, ONG... y los hemos ayudado a mejorar su comunicación y sus relaciones institucionales.

-Sabemos que ha estado realizando el seguimiento de la campaña electoral de EE.UU. ¿cómo evalúa los acontecimientos a cierta distancia?
-Las elecciones de Estados Unidos son el mayor espectáculo político del mundo. Se siguen con mucha intensidad tanto dentro como fuera del país y tienen una gran influencia en todo el mundo, tanto por el resultado como por la forma de hacer campaña. Las estrategias de comunicación y las acciones de campaña sirven de inspiración para muchos políticos de otros países. En cada campaña se aprende algo nuevo.

-La primera campaña de Obama fue muy novedosa por el uso de las redes sociales y los nuevos modos y medios de comunicar, ¿en esta campaña ha habido novedades, o se ha seguido un poco la estela de la anterior?
-Esta última campaña ha sido mucho más negativa que la de 2008. Hace cuatro años Obama centró su campaña en crear su figura, basándose en las ideas de esperanza y cambio, pero en 2012 ha tenido que defender su gestión y ha hecho muchos esfuerzos por posicionar a Mitt Romney, su adversario, como un candidato alejado de la gente normal, una estrategia que le funcionó muy bien.

-La comunicación y cómo se transmite es clave, ¿cree que la desconfianza que generan los políticos en España está relacionada con la mala gestión de la comunicación de partidos políticos e instituciones, entre otras cosas?
-El problema va mucho más allá de la comunicación. Estamos en un contexto social en el que se echa en falta mayor liderazgo. Los innumerables casos de corrupción están haciendo mucho daño a la imagen de los políticos, lo cual es injusto porque hay muchos cargos políticos que hacen una gran labor de servicio público.

-Hasta ahora, una imagen valía más que mil palabras... Ahora, ¿qué vale más, una imagen o un buen tweed de 140 caracteres?
-La imagen sigue siendo fundamental en comunicación política. Las redes sociales ayudan y refuerzan los mensajes, pero una imagen ahora vale más que un millón de palabras.

-Una recomendación para los estudiantes de la UAH en tiempos difíciles.
-Trabajo, esfuerzo y perseverancia. Cuando se conjugan estas tres cosas se consiguen resultados.