De una ciudad próxima al lago Baikal, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1996, proviene Polina Zhukova que lo describe como el lago más precioso y profundo del mundo.

Polina nació hace 19 años en la ciudad de Irkutsk, Rusia. Allí estudió traducción y traductología en la Universidad Estatal Lingüística. Actualmente acaba de empezar el segundo año en Filología Hispánica en la Universidad de Alcalá.

- ¿Cómo ha sido tu adaptación?
Al principio todo me parecía irreal, no me lo podía creer que estaba casi sola en otro país con otra cultura. Además, tenía una “barrera lingüística” – me costó mucho empezar a comunicarme con los hablantes nativos sin tener vergüenza. Pero esto fue sólo una cuestión de tiempo – poco a poco lo superé y me acostumbré a mi nueva vida.

- ¿Qué es lo que más te ha llamado la atención de la ciudad y la UAH?
En la ciudad de Alcalá de Henares me llamó la atención su ambiente tan sereno y a la vez lleno de vida, además de sus calles estrechitas. Cuando vine en octubre del año pasado, coincidí con la feria en la Plaza de Cervantes. Me sorprende la amplitud con que los españoles suelen celebrar sus fiestas.
Me encantan las cigüeñas con sus nidos en los techos y los océanos de rosas en plazas y jardines.

Lo que sigue llamando mi atención es el horario de las tiendas y las oficinas, y esa tradición española de echar la siesta, aunque ya la tengo aceptada y a veces echo una también.

- ¿Cómo está siendo tu experiencia como estudiante extranjero?
Tenía miedo de que no pudiera entender a los profesores, pero no resultó difícil. Otra cosa es llegar a entender el sistema de créditos (en Rusia no se practica esto). Además, solemos hacer los exámenes en forma oral a diferencia de los exámenes en la UAH.

Aparte de los estudios, me encanta conocer a los estudiantes de otros países. Es una buena oportunidad de ver la diferencia en estilos de vida, pensamientos, costumbres y de practicar idiomas extranjeros.

Aproveché el tiempo para viajar bastante por España, ya que en comparación con Rusia las distancias entre las ciudades son cortas y no tardas mucho para llegar de una ciudad a otra. Este año espero ver más lugares no sólo aquí, sino también en otros países europeos.

- ¿Qué opinas sobre la enseñanza en nuestro país y en nuestra Universidad?
En general me gusta estudiar aquí. Los profesores me han ayudado a ampliar mi horizonte intelectual.

- Da un consejo para un futuro estudiante extranjero que esté pensando en estudiar aquí.
Mi consejo será breve: ¡no te pierdas esa oportunidad! ¡Ven y disfrútalo a lo grande!