En el séptimo país de la Unión Europea por su población, Rumanía, se encuentra Roberto Riolobos. Un estudiantes ERASMUS de 23 años que actualmente está cursando el 4º año de Licenciatura en Economía en ASE de Bucarest.

Riolobo llegó a Bucarest, una de las mayores atracciones turísticas de Rumanía, el 17 de septiembre de 2010 y volverá a España a mediados de junio, justo para disfrutar el verano en su tierra.

-¿Cómo ha sido tu adaptación?
Tuve una suerte increíble al llegar aquí, las residencias en general dejan mucho que desear pero nosotros somos afortunados. La ASE de Bucarest, considerada la mejor Universidad de Economía de Europa del Este, tiene unas residencias nuevas y baratas para aquellos que se deciden a venir. Por 150 €/mes disfruto de la mejor residencia de Bucarest junto a otros 60 agraciados. Desde el principio este país se ha volcado conmigo, ayudándome allí donde he ido, solo puedo decir cosas buenas.

-¿Qué es lo que más te ha llamado la atención del país / ciudad y su universidad?
La población, sin duda. En Rumanía TODOS los menores de 30 años hablan inglés, muchos francés y alemán y algunos español e italiano. Pero también todos entienden español debido a que ven series como “Los Hombres de Paco”, entre otras. Bucarest tiene mucha vida, se puede salir de fiesta cualquier día de la semana, tienen buenos centros comerciales, cines, teatros y todo aquello que puedes encontrar en España a excepción de buen jamón (venden algo italiano llamado procciuto que quiere ser jamón pero no puede).

La ASE por su parte es una universidad concertada aquí, de modo que algunos acceden por becas y otros porque se lo pueden permitir. Las instalaciones son equiparables a las de la Facultad de Economía de la UAH, menos estilo pero igual de funcional.

-¿Cómo está siendo tu experiencia como estudiante extranjero?
La experiencia es única, si tenéis la ocasión idos. No digo a Rumanía, a cualquier parte porque aprendes cosas a diario. Moverte en un ambiente universitario con gente de toda Europa no sólo viene bien para aprender inglés sino para saber cantidad de cosas de nuestros vecinos europeos. Por 50€ me he sacado el “Balkan Flexi Pass” con el cual me he recorrido todos los países balcánicos, excluyendo Turquía que lo he dejado para abril. No son Francia ni Italia, pero se ven otras realidades, se viven otras cosas, para ir a ver la Torre Eiffel ya tendré tiempo con una novia.

-¿Qué opinas sobre la enseñanza en el país en el que estás?
En lo que respecta a idiomas e historia del mundo el nivel en Rumanía, al menos por mi experiencia, es superior al español. En Matemáticas estamos equilibrados (ambos somos igual de malos). No obstante, las cosas en la universidad son más laxas que en la UAH, dan muchas más facilidades, sobre todo si estás trabajando y en general suelen corregir más al alza que en nuestro país. Nuestro sistema educativo es mejor y está mejor orientado. Por otro lado, pueden permitirse el lujo de enseñar carreras universitarias completas en inglés, alemán o francés porque hay suficiente gente que conoce con nivel esos idiomas, algo imposible de implementar en España.

-Da un consejo para un futuro estudiante de la UAH que esté pensando en estudiar fuera.
Vete. Vete, porque volverás con la mente más abierta, habrás conocido nueva gente, por la fiesta, por el ambiente ERASMUS y porque no todo en esta vida se aprende de un libro. ¡Yo no sabía freir un huevo y esta noche me voy a cenar una ensalada césar con jerk chicken! (receta de pollo jamaicano que me ha enseñado un francés). ¡A los que les guste el fútbol, aquí retransmiten la liga española e inglesa en directo!