Una AlumniUAH trabaja en la Dirección General de Empleo, Asuntos Sociales e Inclusión de la Comisión Europea

Viernes, 04 febrero 2022

La antigua alumna de Lenguas Modernas y Traducción de la Universidad de Alcalá, Marta Ruiz Sanz, trabaja como asistente de coordinación en la Dirección General de Empleo, Asuntos Sociales e Inclusión de la Comisión Europea gracias a su buen expediente académico, ya que obtuvo el tercer premio en los Premios Nacionales de Fin de Carrera de Educación Universitaria 2016-2017 y fue Premio Extraordinario de Grado en la UAH.

- ¿Cómo ha sido tu experiencia en la UAH? ¿qué es lo que te ha aportado la Universidad a nivel profesional y personal?

- Como no podía ser de otra manera, recuerdo mi paso por UAH como una etapa muy importante. Evolucioné mucho tanto en el ámbito profesional como en el personal. Mis primeras prácticas profesionales y mi Trabajo de Fin de Grado fueron muy enriquecedores, y en el proceso tuve la suerte de conocer a buenísimos compañeros de profesión. 

Quizá lo más decisivo para mi carrera es que la UAH me abrió las puertas del mundo internacional. Realicé un Erasmus de un año en Portsmouth, en el sur de Inglaterra. Además, en el último curso, me concedieron una de las becas de verano de la UAH para participar en un curso intensivo de lengua y cultura chinas en la Universidad de Estudios Internacionales de Shanghái. El contacto con culturas tan diferentes a la mía me hizo interesarme por la vía profesional por la que finalmente opté, la de las relaciones internacionales.

- ¿Qué significa para ti haber ser reconocida con estos premios académicos?

- Ha sido todo un orgullo poder obtener uno de los Premios Nacionales de Fin de Carrera. Los Premios no solo reconocen las calificaciones de los alumnos, sino toda su trayectoria durante los cuatro años del Grado. Es el reconocimiento a muchas horas de esfuerzo, tanto en el aula como fuera de esta, por lo que me siento muy agradecida.

- ¿Qué has aprendido en la Universidad que estás poniendo ahora en práctica en tu trabajo?

- En la Universidad no solo mejoré mi nivel de idiomas, concretamente inglés y alemán, sino que adquirí habilidades de comunicación fundamentales que pongo en práctica a diario. Muchas de las asignaturas del Grado fueron útiles por su contenido y por las competencias que tuvimos que desarrollar al cursarlas: redacción y análisis de textos, expresión y exposición orales, etc. 

Por otro lado, el Trabajo de Fin de Grado supuso una iniciación a la investigación que requirió precisión y constancia. Por primera vez apliqué todo lo que había aprendido en un campo totalmente nuevo para mí: la censura durante el franquismo.  Me preparó para lo que venía más adelante, pues no sería la primera vez que tendría que lanzarme a una materia nueva. 

Gracias al Grado y los dos posgrados que cursé, creo que tengo un perfil muy versátil y he podido diversificar mi forma de trabajo. Siento que esto se ha valorado mucho en los puestos de trabajo que he tenido y me ha permitido trabajar como traductora primero y en la administración después. 

- ¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?

- Estar en un puesto de coordinación me permite tratar temas muy variados y, así, tener una visión global de todas las iniciativas sobre las que está trabajando mi Dirección General. Un día quizá mis tareas se centran más en la formación profesional y la adquisición de competencias, mientras que al día siguiente puedo estar trabajando sobre la pobreza infantil en Europa. Son áreas que, de una manera u otra, influyen a toda la ciudadanía de la Unión Europea e intentan crear una sociedad más justa e inclusiva. En este sentido, estoy muy contenta de poder aportar mi granito de arena.

- ¿Cómo está siendo tu experiencia viviendo y trabajando en otro país?

- Vivir en otro país es siempre un reto y, en tiempos de pandemia, ha supuesto un reto aún mayor en algunos aspectos, por ejemplo, durante los primeros meses de adaptación. Aun así, el balance hoy es muy bueno. He tenido la oportunidad de tratar con gente de todos los rincones de Europa, he conocido nuevas culturas y he continuado mejorando mi nivel de francés.

- ¿Cuáles son tus planes de futuro a nivel profesional?

- Por el momento tengo la intención de quedarme en Bruselas y, si es posible, seguir trabajando para las instituciones de la Unión Europea. Me gusta mucho la administración pública y aún me queda mucho por aprender. A largo plazo, no descarto la opción de volver al mundo académico para realizar un doctorado. ¡El tiempo dirá!

- ¿Qué consejos darías a estudiantes de tu Grado que quieran seguir un camino profesional parecido al tuyo?

- En primer lugar, les aconsejaría que intentaran diferenciar su currículum durante su Grado. Hay infinidad de actividades o experiencias que pueden hacer a un perfil de graduado muy interesante: desde conferencias organizadas en la universidad, hasta voluntariados durante los meses de verano. Las becas de verano de la UAH de lengua y cultura son un buen ejemplo.

En segundo lugar, puedo recomendar las prácticas que realicé en la Comisión Europea gracias a las becas Blue Book. Las sesiones de prácticas comienzan en marzo o en octubre y tienen una duración de 5 meses. Las instituciones europeas necesitan todo tipo de perfiles, por lo que hay oportunidades para casi todas las ramas y especializaciones. No está limitado a las personas que han estudiado ciencias políticas o relaciones internacionales. En conclusión, son una excelente oportunidad para cualquier estudiante que quiera tener una primera experiencia trabajando en un ambiente internacional.