Nuevo curso académico en la Universidad de Alcalá con carácter semipresencial y medidas de seguridad en todos sus centros

Lunes, 21 septiembre 2020

En el caso de que la situación obligase de nuevo a restringir la movilidad, la UAH cuenta con la dotación tecnológica necesaria para aplicar un modelo completamente online. La distancia interpersonal y el uso obligatorio de mascarilla marcarán la vuelta presencial a las aulas en los tres campus de la UAH.

El próximo 28 de septiembre comienza un nuevo curso académico en la Universidad de Alcalá de manera oficial. Un curso que estará marcado por las medidas de seguridad e higiene a las que obliga la actual pandemia de COVID-19. Está previsto que las actividades formativas se desarrollen de forma semipresencial, una combinación de actividades presenciales en aulas y laboratorios, siempre que la situación epidemiológica lo permita, y de actividades a distancia.

Así lo ha explicado el rector de la UAH, José Vicente Saz, que hoy ha presentado las claves para la vuelta de los diferentes colectivos de la comunidad universitaria. ‘En los últimos meses hemos venido trabajando para poder afrontar el inicio de curso con todas las garantías posibles. Contamos con una Comisión de Seguimiento y un responsable de la universidad para asuntos relacionados con la COVID-19, a los que se unen los coordinadores COVID de cada uno de los centros; así como los protocolos específicos de actuación para estudiantes, PAS y PDI’, ha señalado.

Con carácter general, de acuerdo con el Plan de Actuación para la Adecuación de la Actividad Universitaria en el presente curso, aprobado el pasado mes de julio por el Consejo de Gobierno, es obligatorio el uso de mascarilla en todos los espacios universitarios y se garantizará una distancia interpersonal de al menos 1,5 metros. Además, tratarán de escalonarse las entradas y salidas, tanto de edificios como de las aulas, y se ha organizado y señalizado la circulación de personas y la distribución de los espacios, con el fin de evitar la formación de aglomeraciones en las instalaciones.

Por otro lado, los centros disponen de reserva de mascarillas, dispensadores de gel hidroalcohólico para la higiene de manos y se han reforzado los servicios de limpieza. Cada uno de ellos, cuenta con un Plan de Contingencia que prevé las actuaciones a realizar y los mecanismos de coordinación necesarios ante los posibles escenarios, y también con una persona responsable para todos los aspectos relacionados con el COVID-19. En cuanto a los aforos en las aulas, estos serán de un máximo del 50% de la capacidad de las salas y de un máximo de 50 personas por actividad.

En grado, las acciones formativas se desarrollarán inicialmente de forma semipresencial, combinando actividades de docencia presencial en las aulas y los laboratorios, con otras a distancia, tanto en tiempo real, como grabadas. Por su parte, en la mayoría de los másteres universitarios, las actividades docentes son presenciales, ya que, por lo general, son grupos pequeños de no más de 25 estudiantes.

El modelo será flexible, adaptándose en cada momento a las variaciones de las circunstancias sanitarias y normativas. En el caso más desfavorable, si impusieran un confinamiento, se reconducirá toda la enseñanza a un formato online o a distancia.

En este sentido, la Universidad de Alcalá está realizando un importante esfuerzo económico para la dotación de la tecnología necesaria: equipos informáticos para préstamo de estudiantes, profesores y PAS; tabletas digitalizadoras para profesores; equipos de audio y video en aulas para poder transmitir en directo las actividades docentes completas y, en su caso, grabarlas para utilizarlas como recursos de aprendizaje; y dotación de nuevos estudios de grabación para el profesorado que permitan la edición de videos.

Al igual que con el resto de la docencia, se mantendrán los programas de prácticas aprobados en las memorias y las guías docentes de cada titulación. Si no fuera posible, un porcentaje de las actividades prácticas se desarrollarán de forma telemática, garantizando siempre la adquisición de contenidos y competencias. Las prácticas clínicas, las deportivas (algunas de las de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte y Magisterio), los Practicum, las Prácticas Tuteladas de Farmacia y las prácticas externas se llevarán a cabo atendiendo siempre a la normativa que aplique cada una de las instituciones en las que se realizan.

Por su parte, la actividad investigadora y de transferencia va a continuar siendo presencial. En caso de que hubiese que retornar a un escenario de restricción de la movilidad, se mantendrán todas aquellas actividades de investigación cuya interrupción suponga un daño irreparable para el proyecto de investigación, el grupo de investigación o para la UAH.

Aparte de la actividad docente e investigadora, la actividad cultural y el compromiso social son otros de los pilares fundamentales en la Universidad de Alcalá. Siempre atendiendo a la situación sanitaria y la normativa vigente en cada momento, estas acciones continuarán programándose. Por tanto, todas las actividades culturales y de extensión deberán cumplir las mismas medidas de prevención previstas para la actividad docente.

Agenda

05, jul, 2022

En el marco de la celebración del V Centenario del fallecimiento de Antonio ...

14, jul, 2022

Nuestros inscritos han buscado en su archivo familiar, han recuperado las fotos antiguas ...

08, sep, 2022

Del 8 de septiembre al 17 de octubre La Fábrica del Humor abrirá ...

23, sep, 2022

Del 23 de septiembre al 30 de octubre de 2022 la Sala La ...