La UAH registra su huella de carbono ante el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico

Lunes, 02 agosto 2021

La inscripción contempla tres acciones, una primera que acaba de presentar la UAH, en la que las organizaciones calculan su huella de carbono y establecen un plan de reducción (calculo, compenso, reduzco). Igualmente, si las organizaciones quieren compensar su huella de carbono, podrán participar en proyectos de sumideros agroforestales que son depósitos naturales (océanos y bosques) y artificiales (ciertas tecnologías y productos químicos) que absorben y capturan el dióxido de carbono (CO2) de la atmósfera reduciendo así su concentración en el aire.

La Universidad de Alcalá está muy comprometida con el ahorro energético y la sostenibilidad ambiental a través de su Política Ambiental y de Eficiencia Energética y de su Sistema de Gestión Ambiental, reconocido ininterrumpidamente desde el año 2017 por las certificaciones UNE-EN ISO 14001:2015 de sistemas de gestión medioambiental para el conjunto de sus edificios y centros y la UNE-EN ISO 50001:2018 de sistemas de gestión energética (alcance: 'Prestación del servicio de gestión, mantenimiento y mejora de la eficiencia de la iluminación del Campus Histórico de Alcalá de Henares, Campus Científico Tecnológico de Alcalá y Campus de Guadalajara'). En estos momentos, se tiene avanzada la integración de ambos sistemas de gestión teniendo en consideración la norma UNE 66170:2005 'Sistemas de gestión. Guía para la integración de los sistemas de gestión'.

El Comité de gestión ambiental y eficiencia energética, que se reúne regularmente cada tres meses, integra a los responsables de las distintas áreas y servicios implicados en la gestión energética, del agua, de los residuos (Vicegerencia de Asuntos Económicos, Dirección de Sostenibilidad Ambiental, Oficina de Gestión de Infraestructuras y Mantenimiento, Servicio de Prevención y Servicios Generales), además de varios asesores técnicos externos. Se consigue así una planificación conjunta de acciones diseñadas dentro de un sistema coherente de evaluación y mejora continua para los tres campus, dos de ellos insertos en las ciudades de Alcalá de Henares y Guadalajara, con numerosos edificios históricos y el tercero en un área periurbana.

El logro más reciente que abre, además, nuevas vías de mejora ha sido el registro, ante el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico, de la Huella de carbono de la Universidad de Alcalá (sello Calculo), que, en 2019 fue de 186,04 toneladas de CO2, muy por debajo de otras universidades españolas. El propósito es que esto sea el primer paso para registrar los otros dos sellos (Compenso, Reduzco) y para avanzar progresivamente para vincular más estrechamente tanto a trabajadores y estudiantes como a proveedores con el compromiso ambiental de la Universidad de Alcalá.