Premio a la mejor patente nacional de caracterización de sistemas críticos

Jueves, 17 marzo 2022

Los profesores Antonio Da Silva Fariña, Ignacio García Tejedor, Pablo Parra Espada, Óscar Rodríguez Polo y Sebastián Sánchez Prieto han recibido el premio a la mejor patente española en los Premios de Investigación y Transferencia 2021 de la Universidad de Alcalá por su ‘Método para el trazado selectivo de la ejecución de instrucciones de dispositivos de procesamiento relacionados con el procesador’.

- Enhorabuena por el premio, ¿qué significa para ustedes recibir este reconocimiento?

- Llevamos mucho tiempo trabajando en este ámbito y nos habíamos propuesto avanzar en arquitectura hardware no intrusiva, por lo que hemos presentado una patente nacional que puede ser una buena solución a los problemas que hemos venido observando durante los últimos años en la caracterización de sistemas.

- ¿En qué consiste la patente?

- Nosotros trabajamos en misiones en el Espacio donde es necesario caracterizar el comportamiento de software crítico que controla los sistemas espaciales. El software clasificado como crítico lo podemos encontrar, por ejemplo, en una central nuclear, en un avión o en los vehículos autónomos que están tan de moda hoy en día y, lo denominamos crítico porque si su funcionamiento no es correcto, producirá un problema que afectará gravemente al entorno, poniendo en riesgo la vida de personas. Por ejemplo, un lanzador de un satélite dispone de un software crítico porque, si el lanzador no funciona correctamente, podría dirigirse a la Tierra dañando a las propias instalaciones de lanzamiento o una ciudad próxima a las mismas.

Normalmente, para caracterizar un software crítico se incorporan, de forma intrusiva, instrucciones de código que permiten observar el propio sistema mientras se está ejecutando. Este código se mezcla con el de la funcionalidad del sistema y se produce una sobrecarga en tiempo de ejecución y en el espacio de almacenamiento. La idea que hemos patentado es un soporte hardware para separar los dos códigos: el que realmente desempeña la tarea del sistema y el que permite observar y, por tanto, caracterizar.

- Entonces, ¿se puede usar también en otros sectores que no sean el espacial?

- Sí, se puede utilizar en cualquier sector, pero el del Espacio es especialmente adecuado porque la caracterización del sistema se hace generalmente antes de lanzarlo, ya que primero se prueba el comportamiento en la tierra y luego se lanza. Además, en todos los sistemas del Espacio existe una memoria auxiliar que solo se utiliza en vuelo y que permite resolver los posibles errores que se den en las memorias debido a la incidencia de partículas de alta energía. Es decir, se dispone de una memoria con información extra para que, si se produce esa incidencia con las partículas, el sistema sea capaz de reconocer el problema y restaurarlo. Estas memorias solo cumplen su papel en un entorno de radiación, es decir, cuando el sistema está avanzado y en tierra. Sin embargo, en tierra, no es necesaria esa funcionalidad, salvo para probar que el sistema de detección y corrección de errores va a funcionar correctamente tras el lanzamiento. Así que nosotros hemos propuesto también en esta patente aprovechar en tierra la disponibilidad de esas memorias auxiliares para ubicar el código de la observación y poder hacer la caracterización de una forma no intrusiva.

La gran novedad es que hemos creado un hardware que hace que la caracterización sea no intrusiva sin cambiar significativamente el diseño de los equipos ya disponibles.

- ¿Quiénes serían sus clientes?

- Las empresas que desarrollan el hardware y el software que va embarcado en las misiones de espacio. Las que desarrollan software porque les facilitaría la caracterización, y las que desarrollan hardware porque proporcionaría una solución para los desarrolladores que les permitiría caracterizar el sistema.

- ¿El modelo ya está en marcha?

- Actualmente estamos intentando construir un demostrador para poder presentar la solución no solamente en forma de idea. Además, hemos iniciado los trámites para optar a la patente europea. El problema de este tipo de soluciones hardware es que no se obtiene un demostrador rápidamente, por lo que aún tenemos que trabajar durante un tiempo para tener físicamente disponible un sistema completo que permita la caracterización no intrusiva del software