Se llama Javier Rodríguez Pacheco Martín, es profesor titular de la UAH y es miembro del grupo de investigación espacial de la UAH (Space Research Group). Rodríguez-Pacheco es uno de los investigadores principales del proyecto Solar Orbiter, de la ESA y la NASA, una misión que tendrá como objetivo aproximarse al sol como nunca antes se ha hecho para tratar de conocer mejor esta estrella.

Hablamos con Rodríguez-Pacheco porque el grupo de investigación espacial al que pertenece, junto con otros miembros de Física y Automática de la UAH, el SRG, es uno de los que colabora más con el INTA y, por tanto, será uno de los grandes pilares del Instituto de Investigación Espacial que se construirá en el Parque Científico-Tecnológico de Guadalajara, y con él descubrimos un proyecto espectacular que pone a este grupo y a la UAH en la punta de flecha de la investigación del sistema solar en la Agencia Espacial Europea (ESA). Ese proyecto se llama Solar Orbiter y el grupo SRG será el encargado de coordinar la parte de su fabricación relacionada con los instrumentos de detección de muestras y partículas procedentes del astro rey.

Rodríguez-Pacheco es uno de los investigadores principales del proyecto Solar Orbiter.

-Háblenos, para abrir boca, del grupo de investigación SRG
-El grupo de Física y Automática de la UAH lleva 30 años trabajando como grupo de investigación espacial, colaborando en proyectos con la Agencia Espacial Europea y con la Nasa, y también con el INTA, entre otras entidades. Y tenemos una larga experiencia en el desarrollo de proyectos de investigación espacial, entre ellos Microsat, Nanosat 01 y Nanosat 1B. En este momento también estamos embarcados en el proyecto Solar Orbiter, de la ESA y la NASA, que forma parte del programa Cosmic Vision, y que consiste en lanzar una misión para conocer más de cerca que nunca el sol y su funcionamiento y cómo éste influye en nuestro planeta. Es un proyecto en el que colaboran distintos grupos de investigación de USA, Finlandia, Alemania, ahora también Corea y España, que han desarrollado un consorcio para construir este instrumento.

-Cuéntenos cómo surge la idea de crear el Instituto de Investigación Espacial
-Llevamos muchos años colaborando con el INTA y las colaboraciones ya habían generado una masa importante como para dar un salto más allá. El planteamiento inicial era crear una oficina de proyectos y se planteó a la consejería de Educación y Ciencia de Castilla-La Mancha y ellos nos animaron a crear el instituto. Tenemos la voluntad política, que es fundamental, y estamos en la fase de redactar los estatutos, que tendrán que seguir los cauces administrativos habituales, y esperamos que el instituto vea la luz en el año 2011. Esperamos que en esta fecha podamos tener una ubicación definida dentro del Parque Científico-Tecnológico. Desde aquí, agradecer a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y a nuestra casa, la UAH, que hayan sido conscientes desde el primer momento de la magnitud y la importancia de un proyecto de estas características que creo que es espléndido para nosotros.
La puesta en marcha de este instituto coincidirá con el despegue del proyecto Solar Orbiter, con el inicio de la actividad frenética del Solar Orbiter, porque en enero de 2015 tiene que estar lista toda la instrumentación.

-¿En qué consiste la misión Solar Orbiter?
-La misión tiene como objetivo tomar muestras e imágenes del sol tan cerca como nunca antes se han llevado a cabo. Es una misión de la ESA y la NASA, dentro del programa Cosmic Vision –que son misiones que volarán a partir de 2017- y en este momento está en proceso de competición con otras misiones propuestas y estamos convencidos que llegará a la final. En 2011 sabremos definitivamente si queda aprobada. Va a acercarse al sol muchísimo. La órbita que se prevé es de 0,23 unidades astronómicas, es decir; una distancia 4 veces inferior a la que tiene la tierra del sol. Estará más próxima al sol que el propio Mercurio.
Solar Orbiter lleva 2 tipos de instalación: telescopios que miran al sol, rodeados de un escudo térmico para protegerlos de las elevadas temperaturas y las radiaciones, y luego tiene instrumentos que se encargarán de tomar muestras de luz, materia y partículas que emiten el sol El proyecto que yo lidero como investigador principal consiste en un detector de partículas energéticas compuesto por 5 instrumentos distintos, distribuidos por distintas partes de la sonda y cada uno de ellos estará muy especializado en la detección y análisis de un tipo de partículas y energías específico.
El grupo de investigación coordinará la creación de los 5 instrumentos de detección de partículas de alta energía y también se encargará de desarrollar el ordenador que los controla y la fuente de alimentación que le dé energía.

-Es una misión única...
-Lo que hace única a esta misión es, por un lado, la proximidad al sol que va a alcanzar; luego, también es una combinación de instrumentos de teledetección con telescopio y de detección in situ, porque mediremos las muestras. Y lo más trascendental, quizá, es que esta misión va a mirar a los polos del sol, va a observarlo con perspectiva, y eso es crucial para conocer el funcionamiento de la estrella. Nosotros conocemos al sol desde un solo plano, no conocemos al sol cómo es desde otros puntos, y eso es crucial para conocer mejor el funcionamiento de esta estrella y cómo influye este funcionamiento en nuestro planeta. Ese es un aspecto fundamental que tiene la misión.

-Es una misión ambiciosa
-Muy ambiciosa, es una misión muy veterana de la ESA, propuesta allá por los años 90, y debido a las dificultades económicas que estamos sufriendo todos está padeciendo retrasos, pero esperamos que su lanzamiento definitivo sea en enero de 2017.

-El sol sigue siendo un misterio...
-Es la estrella que tenemos más cerca, y es la que vemos con más detalle, pero cuanto más cosas observamos, más preguntas nos surgen. No hay ninguna otra estrella en esta galaxia que conozcamos mejor, pero eso no significa que la comprendamos. Observamos su actividad, sus detalles, pero de ahí a conocerla con modelos físicos todavía queda un mundo.

-Este trabajo es una aventura, profesor
-Yo me siento privilegiado en ese sentido, es un privilegio estar en la punta de lanza en este tipo de investigación; es mucho trabajo, claro, pero es muy gratificante.