La Universidad de Alcalá ha sido galardonada con la Medalla de Honor 2013 de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando por su labor en la protección del patrimonio, ya que entre 1984 y 2013 ha restaurado y devuelto su uso inicial a 22 edificios históricos.

En los últimos años, la UAH, fundada por el Cardenal Cisneros, ha restaurado parte del cuartel del Príncipe y del colegio mayor de San Ildefonso y su capilla universitaria y se han rescatado elementos desconocidos hasta la fecha que han permitido interpretar su evolución constructiva y significados ocultos durante siglos.

La Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, con motivo de los actos de la festividad de su patrono, ha hecho público el acuerdo de la Corporación por el que concede la Medalla de Honor 2013 a la Universidad, candidatura que fue presentada por los académicos Alfredo Pérez, Alfonso Rodríguez y Gutiérrez, y Antonio Fernández.

En palabras de Javier Rivera, vicerrector de Extensión Universitaria y Relaciones Institucionales y catedrático de Composición Arquitectónica de la Universidad de Alcalá, la Medalla de Oro ‘es el reconocimiento de una gran institución, de enorme prestigio y dedicada durante tres siglos a la defensa del Patrimonio, a la Universidad de Alcalá y a sus rectores por realizar un hecho insólito, recuperar la ciudad universitaria que fundó el Cardenal Cisneros y que desapareció en 1836 tras la Desamortización de Mendizábal’. ‘En los últimos treinta años’, continúa Rivera, ‘con el apoyo del Ayuntamiento de la ciudad de Alcalá, de varios Ministerios del Gobierno de España y de la Comunidad de Madrid, se ha conseguido llevar a cabo lo que parecía imposible: Restaurar veintidós edificios y volverlos a destinar a funciones docentes y científicas. Todo ello con gran precisión en los criterios de conservación de la autenticidad del pasado y sin renunciar a convertir los edificios en lugares agradables para afrontar el futuro y devolver a la Universidad su prestigio ganado con el esfuerzo de todos sus miembros. Así lo han reconocido el Consejo de Europa, la UNESCO, otras entidades, y ahora la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando’.

La Medalla de Honor fue instituida por la Real Academia en 1943 para galardonar, de forma anual, a una persona o institución española o extranjera distinguida por el estudio, promoción o difusión de las artes, en la creación artística o en la protección del patrimonio histórico, natural y cultural.

Con este premio, la Real Academia se suma a los reconocimientos internacionales que la institución universitaria, que ha dinamizado la cultura y ha contribuido al avance de la ciudad de Alcalá de Henares, ha recibido por el Consejo de Europa y por la UNESCO, que la declaró en 1998 Patrimonio de la Humanidad.