La Fundación Humana recupera 1,4 toneladas de ropa usada en la Universidad de Alcalá para su reutilización y reciclado

Jueves, 12 julio 2018 11:26

Humana Fundación Pueblo para Pueblo organización que desde 1987 promueve la protección del medio ambiente a través de la reutilización de textil y lleva a cabo programas de cooperación en África, América Latina y Asia así como de apoyo local en España, ha recuperado 1.431 kg de textil usado en la Universidad de Alcalá durante el primer semestre de 2018.

Este registro equivale a 2.900 prendas recuperadas a las que Humana da una nueva vida y que son reintroducidas en el mercado a través de la reutilización o el reciclaje. Las prendas proceden de los contenedores donde se deposita la ropa, el calzado, los complementos y el textil de hogar que ya no utilizamos y a los que Humana da una segunda vida.

La reutilización y el reciclaje de textil contribuyen al ahorro de recursos, la protección del medio ambiente y la lucha contra el cambio climático. Lo recogido de enero a junio representa un ahorro de 4,5 toneladas de CO2 a la atmósfera.

Un activo que genera progreso
Beatriz Martín, responsable del área de Recogida de Humana en la zona Centro, que comprende la Comunidad de Madrid, Castilla y León y Castilla-La Mancha, agradece la solidaridad: ‘A medida que aumenta la recogida selectiva del residuo textil también crecen las posibilidades de reutilizar esas prendas o bien de recuperar materias primas. El residuo textil se convierte en un recurso con una segunda vida con el que contribuimos a la sostenibilidad del planeta. Las prendas desechadas son un activo que, gestionado con vocación social, se convierte en motor de progreso en España y de generador de fondos para la cooperación al desarrollo en el hemisferio Sur’. Martín advierte de que ‘aún queda camino por recorrer’. ‘Apenas se recupera un 10% de todas las prendas que desechamos anualmente, lo que significa que administraciones, organizaciones y ciudadanía debemos redoblar los esfuerzos para lograr una mayor conciencia sobre la importancia de colocar el residuo textil en el contenedor adecuado para que pueda tener una segunda vida’, añade.

Y es que el potencial de aprovechamiento del residuo textil es muy elevado: más del 90% de las prendas usadas son susceptibles de tener una segunda vida a través de la reutilización o el reciclaje. Pasar de un modelo de economía lineal a circular es imprescindible para la sostenibilidad de la industria de la moda y, por extensión, para el planeta.

Archivo