En el Día Mundial de la Sonrisa, unas cuantas observaciones y otras tantas recomendaciones

Jueves, 04 octubre 2018 10:32

El día 5 de octubre se conmemora el Día Mundial de la Sonrisa. El director académico del Instituto Quevedo de las Artes del Humor, de la Fundación General de la Universidad de Alcalá, Tomás Gallego, habla de los aspectos sicológicos y orgánicos de estos gestos.

Un gesto para el que solo se necesitan tres músculos: el ‘risorio’, el ‘cigomático mayor’ y el ‘elevador de la boca’, frente a los 30 que se necesitan para llorar. Solo por eso, incluso a los más perezosos, les valdría la pena sonreír; aunque las ventajas no acaban aquí: ‘la sonrisa es un gesto que puede manifestar sentimientos que van desde la compasión a la aceptación. Es un gesto suave, delicado, que acompaña al buen humor y es un privilegio exclusivo del ser humano’, señala el experto.

A nivel sicológico, según Gallego, hay que diferenciar la sicología cognitiva de la sicología social de la risa. ‘De la sicología cognitiva podemos decir que la risa siempre va unida al sentido del humor y produce, como demostró Koestler, una estrecha relación entre humor y creatividad; los estudios de Kaplan también pusieron en evidencia que lo que nos produce risa se recuerda mejor... Pero, además, la risa es un fenómeno fundamentalmente social, sonreímos y reímos con mucha mayor frecuencia cuando estamos con otras personas. De hecho, Provine afirma que las personas somos treinta veces más proclives a reírnos cuando estamos acompañadas que cuando estamos solas. La risa induce al afecto, ayuda a que tengan de nosotros una buena percepción social, es persuasiva y es un rasgo deseable que buscamos en la amistad y en la elección de pareja’.
En las últimas décadas, el sentido del humor y sus manifestaciones, como la risa, han llegado a verse no solo como un rasgo de personalidad muy deseable sino también como un componente clave de salud mental. ‘Hay investigaciones experimentales como las de Lefcourt y Martín que ponen en evidencia que la risa es una moderadora del estrés. Linda Henman, por otra parte, demostró que la risa permite el afrontamiento de factores estresantes vitales específicos’, agrega.
A nivel orgánico los beneficios no son menores. ‘Desde tiempos de Aristóteles, médicos y filósofos han sugerido que la risa tiene importantes beneficios para la salud, mejora la circulación sanguínea, ayuda a la digestión, restablece la energía, contrarresta la depresión y favorece el funcionamiento de los órganos corporales. En estos momentos son muchos los estudios que se están llevando con la risa como terapia. Por ejemplo, hay investigaciones experimentales para estudiar los efectos de la risa sobre la inmunidad con resultados esperanzadores; también se están haciendo estudios para ver la relación entre la risa y la mejora del dolor y se realizan varios experimentos para establecer si la risa puede aumentar la tolerancia al dolor en condiciones controladas de laboratorio’.
Igualmente, Boyle y Joss-Reid estudiaron si aquellos que tenían sentido del humor y se reían eran menos proclives a enfermar y llegaron a la conclusión de que la risa tiene un efecto significativo como moderador de estrés y aquellos que se ríen son menos tendentes a enfermar.
¿Tiene algo de malo reír y sonreír? La respuesta es no. Hasta eso de que salen más arrugas si ríes es una ‘leyenda urbana’. ‘La risa provoca arrugas que distienden y genera secreción de sustancias que revitalizan la piel’, dice el experto de la UAH.
Y, ahora, las recomendaciones:
. Hay que cultivar el buen humor como quien cultiva el arte, la música o la literatura.
. Posología diaria: un minuto de risa cada 6 horas, durante el desayuno, la comida, merienda y cena. La risa de la mañana, frente al espejo. Al principio resultará raro pero luego resultará placentero. Es muy bueno reírse de uno mismo.
. Hay que cultivar la diversión.
. Es importante pensar en las cosas que más nos gustan y no permitir que los pensamientos negativos se apoderen de nosotros, ya que los pensamientos gobiernan las emociones.
. Debemos buscar siempre que nos sea posible la compañía de personas que tengan un buen sentido del humor, que nos hagan reír.
. Si lees el periódico, empieza por la viñeta o páginas de humor.
. Cultiva el hábito de la risa y del buen humor.
-Y, para terminar, recordad el dicho: ‘la sonrisa acaricia el alma y la risa abraza el corazón’.

Archivo