El investigador de la UAH Miguel González Herráez obtiene la beca número 1.000 del Consejo Europeo de Investigación

Viernes, 26 julio 2019 10:03

González Herráez ha sido uno de los 62 investigadores seleccionados del programa de becas ‘Proof of Concept’. Su investigación está centrada en proporcionar una solución permanente y de bajo coste para la detección de la actividad sísmica en zonas remotas del océano.

El Consejo Europeo de Investigación acaba de conceder, a través de su programa ‘Proof of Concept’ (PoC), 62 becas por un importe de 9,3 millones de euros, con las que los beneficiarios van a poder explorar el potencial comercial o social de las investigaciones que están llevando a cabo.

En esta última convocatoria del programa se ha alcanzado el número de 1.000 proyectos becados, desde que se inició el plan en 2011. Precisamente, esa beca 1.000 ha recaído en Miguel González Herráez, catedrático de Tecnología Electrónica de la Universidad de Alcalá.

El nuevo proyecto de Miguel González Herráez, Ocean-DAS, está basado en los resultados de su anterior investigación, que desarrolló una nueva clase de matrices de sensores utilizando cables de fibra óptica convencionales. Los sensores se pueden utilizar en una amplia gama de nuevos campos de aplicación, desde la biomecánica hasta las redes inteligentes. Actualmente, González Herráez y su equipo han centrado sus estudios en el campo de la sismología.

Entre los mayores desafíos en dicho campo se encuentra la escasez de instrumentación a lo largo de los océanos de la Tierra, que cubren el 70% de su superficie, pero sólo incorporan el 1% de los instrumentos de medida sísmicos actualmente instalados en el mundo. Estos instrumentos, que ayudan a anticipar terremotos y mitigar algunas de las consecuencias desastrosas de los tsunamis, no están bien adaptados para vigilar las zonas submarinas (generalmente son muy caros y tienen una corta vida útil). El proyecto de González Herráez tiene como objetivo proporcionar una solución permanente y de bajo coste para la detección de la actividad sísmica en zonas remotas del océano. Su intención es crear un método para modernizar las extensas redes existentes de cables de fibra óptica de telecomunicaciones subacuáticas y transformarlos en potentes matrices sísmicas. Este sistema sería probado, por primera vez, en un cable submarino frente a la costa de Grecia, en Pylos (Peloponeso).

“El proyecto Ocean-DAS pretende transformar completamente cómo son hoy en día los sistemas de medida para sísmica submarina. Es un tipo de proyecto que casa perfectamente con la filosofía de ERC: ideas radicalmente innovadoras con alta capacidad para transformar un campo de investigación”, explica Miguel González Herráez.

La trayectoria de Miguel González Herráez, ahora avalada de nuevo con la consecución de esta beca, ha sido inmejorable en los últimos años. Obtuvo el Premio Joven Investigador de la UAH con 31 años, consiguió la primera starting grant (1) para la Universidad de Alcalá, recibió el Premio Madrid+d a la Mejor Patente y cuenta con otros galardones como el Premio ‘Agustín de Betancourt’ –otorgado por la Real Academia de Ingeniería- y el Premio de Investigación ‘Miguel Catalán’, que concede la Comunidad de Madrid a investigadores menores de 40 años.

1.000 proyectos financiados
Las subvenciones ‘Proof of concept’, por un valor de 150.000 euros cada una, tienen como objetivo ayudar a los investigadores a explorar el potencial comercial o social de su trabajo y pueden emplearse de varias maneras: explorar oportunidades de negocio, preparar solicitudes de patente o verificar la viabilidad práctica de sus investigaciones.

Los otros 61 proyectos seleccionados corresponden a investigadores de 15 países diferentes (Austria, Bélgica, Dinamarca, Finlandia, Francia, Alemania, Grecia, Irlanda, Israel, Italia, Países Bajos, Rumanía, España, Suiza y Reino Unido) y abordan una amplia variedad de temas.

Sobre estas ayudas, González Herráez destaca que “conseguir una beca ERC es una de las mejores experiencias que puede disfrutar un científico europeo. No sólo te da una financiación buena, sino además un sello de excelencia a tu investigación.”


El Consejo Europeo de Investigación
El Consejo Europeo de Investigación (ERC), creado por la Unión Europea en 2007, es la principal organización europea de financiación para una investigación excelente. Cada año, selecciona y financia a los mejores y más creativos investigadores de cualquier nacionalidad y edad, para ejecutar proyectos en Europa.

El ERC también se esfuerza por atraer a los mejores investigadores de cualquier parte del mundo con el objetivo de que vengan a desarrollar sus iniciativas en Europa. Hasta la fecha, el ERC ha financiado a cerca de 9.000 investigadores de primer nivel en diferentes etapas de sus carreras.

(1) Subvención que concede el Consejo Europeo de Investigación a una propuesta de investigación excelente dirigida por investigadores con una prometedora trayectoria profesional científica.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Archivo