La Unidad de Integración y Coordinación de Políticas de Discapacidad, un servicio para promover la inclusión de las personas con diversidad funcional

Miércoles, 07 junio 2017

La Unidad de Integración y Coordinación de Políticas de Discapacidad (UICPD) surgió como servicio especializado de la Universidad de Alcalá para garantizar la integración de los estudiantes con diversidad en los estudios universitarios. Ofrece apoyo y asesoramiento para desarrollar, coordinar y evaluar aquellas actuaciones que favorezcan la plena inclusión de los estudiantes con diversidad en el ámbito universitario.

Desde esta Unidad se entiende la atención a la diversidad como el conjunto de acciones educativas que, en un sentido amplio, intentan prevenir y dar respuesta a las necesidades, temporales o permanentes, de los estudiantes de la UAH con diversidad; aquellas derivadas de factores personales o sociales relacionados con situaciones de desventaja sociocultural, de altas capacidades, de compensación lingüística, comunicación y del lenguaje o de discapacidad física, psíquica, sensorial o con trastornos graves de la comunicación, la personalidad, la conducta o del desarrollo.unidadintegracion1

La Unidad acoge también a estudiantes con Necesidades Educativas Especiales (NEE) temporales y permanentes (estudiantes con trastornos en el desarrollo emocional o afectivo, trastornos del lenguaje o de la comunicación, trastornos en la percepción e interacción con las personas y el entorno físico, etc.).

Los estudiantes que deseen adscribirse a la Unidad deben realizar una solicitud de apoyo, disponible en la web, aportando la documentación acreditativa. ‘Hay que destacar que cualquier intervención de la UICPD se realizará garantizando la confidencialidad de nuestros estudiantes a través de una atención personalizada y realizando las adaptaciones razonables y sostenibles necesarias’, señala la directora de la Unidad, Raquel Gragera.

Prestaciones
Las prestaciones que la UICP ofrece se enmarcan en dos grandes líneas de actuación: velar por la igualdad de oportunidades y la no discriminación en el acceso, permanencia y progreso en el ámbito universitario de aquellos miembros de la Comunidad Universitaria que se encuentren en situación de diversidad y, por otra, concienciar y sensibilizar a todos los miembros de la comunidad sobre la educación sin barreras.

Sí se puede
Recientemente, el graduado César Prieto, con grandes problemas visuales, ha sido el número 1 de su promoción, ha obtenido el Premio Extraordinario Fin de Grado y el premio al mejor TFG y está a punto de poder publicar su primer artículo científico. Raquel Gragera, que ha sido su tutora durante los cursos del grado de Fisioterapia, señala que ‘es un ejemplo de superación y esfuerzo constante del que me siento muy orgullosa; pero no es el único, porque los estudiantes con diversidad son alumnos valientes, plenamente conscientes de la responsabilidad que adquieren en la Universidad; no ven la diversidad como un obstáculo, sino como un reto para seguir adelante’. También considera necesario ‘reconocer la labor de los docentes cuando tienen en sus aulas estudiantes con dificultades de aprendizaje y se plantean la dificultad como un reto personal y profesional. ‘Por tanto, el problema y el reto es de toda la comunidad universitaria, porque también contamos siempre con la ayuda inestimable del PAS en todos los centros’.
Ante el proceso de admisión que se abre, una vez celebrada la EvAU, la directora de la Unidad invita a los estudiantes con diversidad a atreverse, ‘porque el miedo no puede limitar la libertad de disfrutar de la experiencia de la vida académica y el derecho a formarse profesionalmente. La UAH les abre sus puertas de par en par y el equipo de la Unidad les orientará en todas las ayudas y adaptaciones que precisen para que la diversidad no sea un obstáculo’.