‘En España necesitamos un sistema de interpretación y traducción especializado en zonas de conflicto’

Lunes, 30 marzo 2020

¿Cómo llevan a cabo las traducciones e interpretaciones las Fuerzas Armadas españolas en sus operaciones en el exterior? ¿Contamos en España con un sistema de traducción especializado para acudir a zonas de conflicto? ¿Cómo podemos mejorar el sistema de traducción de nuestras Fuerzas Armadas? La experta Paula Asensi Gómez nos da algunas claves. 

paulaasensiden1
Paula Asensi recibiendo el Premio Defensa 2019 en la categoría de 'Trabajos de Estudio e Investigación'

 AlumniUAH de los grados en Lenguas Modernas y Traducción y en Estudios Ingleses, que se imparten en la Facultad de Filosofía y Letras de la UAH, fue galardonada con el Premio Defensa 2019 en la categoría de 'Trabajos de Estudio e Investigación' por el TFG Traducción e Interpretación en zonas de conflicto en colaboración con las Fuerzas Armadas tutelado por Alfredo Álvarez Álvarez y Dolores Porto Requejo. El jurado ha valorado el ‘excelente trabajo que plantea un problema de gran actualidad en las operaciones de las Fuerzas Armadas en el exterior’.

Paula Asensi se sintió atraída por el tema debido a una conferencia que escuchó sobre Beirut. A partir de ella programó su investigación sobre la ‘interpretación en ese tipo de zonas donde hay conflictos y va el ejército’. Afirma: ‘Yo hablo de cómo en España hay una necesidad importante de tener un equipo de intérpretes de guerra, que colaboren con las Fuerzas Armadas, que estén formados y entrenados para este tipo de situaciones, que dominen los idiomas que se hablan (dialectos) y tengan una formación en su cultura’.

La forma de llevar a cabo la traducción en zonas de conflicto conlleva diversos peligros, como ha expuesto Paula Asensi en su investigación. Cuando un país acude a una zona de conflicto debe recurrir normalmente a intérpretes locales que dominen el inglés o el francés, pero esto conlleva un riesgo no solo para los militares, sino también para el propio traductor local.

‘Los militares dominan algunos idiomas, como el inglés y el francés, pero no conocen los dialectos. Normalmente se sirven de un local para la traducción e interpretación. Sin embargo, la vida del local se puede poner en peligro porque recibe muchas amenazas o puede desvelar información. Es difícil saber en quien puedes confiar una vez llegas allí’, asegura. Por eso, a veces es difícil encontrar intérpretes que pongan en peligro sus vidas. Como explica Paula Asensi, ‘cuando llegas a un sitio para una misión es difícil encontrar a alguien que quiera ponerse en evidencia. En el momento en que estés interpretando para un país estás poniéndote en peligro a ti y a tu entorno’.

La investigadora señala otro riesgo que deben asumir las tropas referido a la fiabilidad respecto de la preparación del improvisado intérprete. ‘Antes de trabajar hay que hacer una evaluación previa, se hace una prueba al interprete para evaluar la manera de hablar, si domina las lenguas y cómo de imparcial y profesional es’, señala. Además, una vez finalizado el servicio de traducción, el contingente tiene la responsabilidad de amparar al intérprete, lo cual es muy difícil y costoso económicamente. Así lo destaca la estudiosa: ‘Muchas veces el intérprete local pide responsabilidades. Una vez ha acabado su tarea el país está obligado a continuar dándoselas. Por eso es muy complicado que los gobiernos acepten, porque es muy difícil asegurar las garantías de todos. Todo el mundo querría ser intérprete’.

paulaasensiden2
Paula Asensi ha sido reconocida con este galardón por el TFG 'Traducción e Interpretación en zonas de conflicto en colaboración con las Fuerzas Armadas'

La estudiosa recomienda en su trabajo académico que se debe crear un sistema de interpretación y traducción especializado en zonas de conflicto para las Fuerzas Armadas. ‘No hay un sistema como tal. En España necesitamos un sistema de interpretación y traducción especializado en zonas de conflicto. Cuánto más inviertas aquí, más seguridad vas a tener. Porque te garantizas tener perfiles profesionales que ayuden a llevar a cabo su trabajo. Hace falta una unidad que no solo forme a gente aquí, sino que toda la información existente esté almacenada en un mismo sitio’, declara. Para ella es necesario una formación especializada. Recalca: ‘No existe formación de intérpretes de guerra. Encuentras especialistas en servicios públicos. Necesitas una formación, tanto lingüística como léxico militar y unas condiciones físicas adecuadas, en el sentido de aguantar mucha presión y trabajo (físico y psíquico)’.

Para Paula Asensi el trabajo debe ser común entre los interpretes y los militares. ‘Es necesario que trabajen conjuntamente. Así, todo resultará más profesional’, concluye.