El Máster Universitario de Microbiología aplicada a la Salud Pública de la UAH, tecnología punta al servicio de la investigación

Martes, 14 abril 2020

 

Este máster plenamente investigador es fruto de una enriquecedora colaboración entre la UAH y el Instituto de Salud Carlos III en la que éste último aplica su capacidad de diagnóstico e investigadora a la docencia. Debido a su prestigio, este año es el segundo que recibe a un becado de la Fundación Carolina, que ya es profesional y espera poder aplicar los conocimientos a su centro de trabajo en México.

Lourdes Lledó García es profesora titular de Microbiología en el departamento de Biomedicina y Biotecnología de la UAH y directora del Máster Universitario de Microbiología Aplicada a la Salud Pública e Investigación en Enfermedades Infecciosas, que ahora está formando a la que será su sexta promoción. Para ella, la clave del prestigio de este estudio radica en que en él participan los mejores profesionales del área. A la vez, aporta metodologías muy innovadoras entre las que tienen cabida los debates y la resolución de situaciones concretas, incorporando el uso de las últimas tecnologías.

Para todos los profesores que intervienen en él supuso un orgullo que cuando el programa renovó su acreditación, éste fuera el más valorado de toda la Comunidad de Madrid en su ámbito. Las clases teóricas se imparten en la Escuela Nacional de Salud del campus de Chamartín, las prácticas en el Centro Nacional de Microbiología, en el campus de Majadahonda, y los TFM se realizan en cualquier centro del Instituto de Salud Carlos III, en la UAH u otros centros. El alumnado es heterogéneo y procede de los campos de la Biología, Farmacia, Biotecnología, Veterinarios o Medicina. El porcentaje de egresados que obtienen beca en un instituto de investigación es muy elevado.

LourdesLledo dentro
Lourdes Lledó 

 

De las 30 plazas de las que dispone, una está reservada a las becas de la Fundación Carolina, lo cual siempre es sinónimo de calidad del master. Esta notoria institución tiene por objetivo incrementar la internacionalización de los estudios españoles y la relación entre países latinoamericanos y europeos, y hacen una rigurosa selección de estudios de posgrado en base a su relevancia en el desarrollo de materia de la que trate. La idea es que, cuando regresen esos alumnos a sus países, puedan implementar esos conocimientos desarrollando relaciones académicas y sociales.

La mexicana María Fernanda Osorno, disfruta este año de la beca de la Fundación Carolina. Es médico de profesión con experiencia en diversas instituciones médicas de su país especializadas en pacientes con VIH y también ha hecho investigación clínica y epidemiológica. La razón por la que eligió el master es que llevaba tiempo involucrada profesionalmente en infecciones infecciosas pero necesitaba continuar con su formación académica.

Después de que algunos amigos le recomendaran las becas de la Fundación Carolina, se fijó en el programa de este máster y le pareció muy afín a sus intereses. Fernanda indica que es un programa sobre enfermedades infecciosas pero está muy enfocado a salud pública, que es algo que a ella le parece muy importante. Para ella, el hecho de que un profesional pueda estudiar y formarse en un país distinto al suyo ‘representa un privilegio enorme’. Comenta que el master le está proporcionando ‘las herramientas necesarias para poder hacer investigación epidemiológica’, y que justo ahora que se encuentra preparando su trabajo fin de master, está aprendiendo muchas técnicas de laboratorio, de estadística y de análisis epidemiológico. Especialmente destaca entre estas aportaciones toda la trayectoria y la experiencia de los profesores, que son ‘expertos en cada enfermedad particular’ y de los que está aprendiendo mucho.