Un Catedrático de la UAH participa en un Think Tank que busca protocolos en el cuidado de los ojos durante la pandemia de la COVID-19

Jueves, 14 enero 2021

Miguel Ángel Teus Guezala, Catedrático en el Departamento de Cirugía de la Facultad de Medicina de la Universidad de Alcalá, participa en el grupo EUROCOVCAT, que ha publicado recientemente un artículo titulado 'Early impact of COVID-19 outbreak on eye care (repercusiones tempranas del brote de COVID-19 en el cuidado de los ojos) en la Revista Europea de Oftalmología. 

En primer lugar, ¿Nos puedes explicar en qué ha consistido el artículo editorial que habéis publicado recientemente en ‘The European Journal of Ophthalmology (Revista Europea de Oftalmología)?

Este artículo se ha publicado gracias a la creación del grupo EUROCOVCAT (European COVID-19 Cataract Group, en sus siglas en inglés), que es un grupo de profesionales de cierta relevancia de varios países de la Unión Europea, donde cada experto representa a su país, aunque no están representados todos los países de la Unión. Una vez que empezó la pandemia, comenzamos a reunirnos en este grupo de forma espontánea para analizar cuáles son los problemas que tenemos en común que, a nivel asistencial u oftalmológico, eran similares en muchas ocasiones.

La situación del virus durante la pandemia era similar en varios países europeos. Las presiones de las agencias reguladoras y de los ministerios o consejerías de sanidad eran más o menos las mismas. Por estas cuestiones, surgió la idea de exponer en común las experiencias y las propuestas individuales para establecer mecanismos que ayuden a las autoridades sanitarias a solucionar los problemas que han surgido.

Entonces, realizamos varias reuniones a través de Internet donde cada uno aportaba su opinión. Al final, redactamos un documento de consenso sobre el impacto que la pandemia de la COVID-19 tuvo en general, haciendo hincapié en la cirugía de cataratas o en los procesos quirúrgicos. Además, este artículo recoge una serie de recomendaciones que eran las que nosotros habíamos razonado que eran las más correctas y que permitían retomar la actividad asistencial, singularmente la cirugía de cataratas, en condiciones de seguridad para minimizar el riesgo de contagio tanto para el paciente como para el personal sanitario que le atiende.

- ¿Cuál es el principal objetivo de este Think Tank en el que has colaborado?

El principal objetivo sería averiguar cómo nos está afectado la pandemia y cómo podemos hacer para que nos afecte lo menos posible para que los pacientes tengan la mejor asistencia posible, ya que no podemos detener el servicio. O sea, el problema que vimos es que hubo un parón en toda Europa, cada uno con tiempos distintos, un poco antes en unos, un poco más tarde en otros. Pero, básicamente, lo que se hizo fue detener por completo la actividad oftalmológica salvo la actividad urgente.

- ¿Este parón sería el que ustedes identifican ‘a priori’ para poner en marcha este trabajo de investigación?

Claro, cuando tenemos un parón y nos comentan que no podíamos atender a pacientes de oftalmología salvo que sea patología urgente, tumoral o no demorable. Entonces, observamos que eso perjudica seriamente la salud oftalmológica de los pacientes y empezamos a pensar como grupo de debate las medidas que debíamos proponer o habría que implementar para que la asistencia oftalmológica se lleve a cabo, en la medida de lo posible, y manteniendo la seguridad y minimizando el riesgo de contagio, esa es la idea. Por tanto, llegamos a una serie de conclusiones que había que implementar y esto es lo que motivo el editorial. 

M Teus optalmologia covid 19 interior
Miguel Ángel Teus Guezala

- ¿Puedes resumir las conclusiones que el grupo observo que eran necesarias?

Destaco las siguientes. En primer lugar, hay que revisar las agendas de citación para que los pacientes no coincidan demasiado en las salas de espera, ni para ir a quirófano ni para ir a consulta. En segundo lugar, los horarios deben mantenerse de manera estricta para que coincida en el centro sanitario el menor número de pacientes y que el proceso sea fluido. En tercer lugar, que los pacientes deben de asistir solos, sin acompañantes, a no ser que sean mayores o menores de edad y necesiten estar acompañados en todo momento. O incluso, en procesos quirúrgicos donde todos los pacientes deben ir acompañados, que los familiares esperen en salas de espera especialmente acondicionadas, respetando la distancia de seguridad o, si eso no puede ser, que incluso esperen fuera del centro sanitario. Estas serían las cuestiones que afectan al paciente.

Por otro lado, las medidas que se deben tomar para la realización del proceso quirúrgico, tanto en el quirófano en sí mismo como en las revisiones pos operatorias, para minimizar el riesgo de contagio.

- ¿Estáis realizando otros proyectos con el grupo EUROCOVCAT? ¿De qué manera la UAH ha participado con este grupo?

El objetivo de este grupo nace como foro de debate, pero se va transformando en un híbrido entre un foro de comunicación y foro de debate. Es decir, participamos en congresos, en reuniones abiertas a otros profesionales sanitarios comunicando nuestras conclusiones, lo que hemos observado, conteo de las actividades que se han paralizado con la pandemia, así como aquellas que se han comenzado a retomar. Este último proceso se realiza con el objetivo de observar cuál es la actividad que tenemos que recuperar y, de ahí, ya hemos publicado algunos contenidos adicionales sobre problemas más específicos como, por ejemplo, el impacto que tiene el déficit de asistencia oftalmológica en pacientes en edad pediátrica, cómo puede ser el tema del ojo vago. También tenemos previsto hacer otro sobre el impacto real y cómo afecta a la visión de pacientes afectos de degeneración macular. Por tanto, tenemos varios planes en marcha y, es posible, que este grupo se establezca como un foro de trasmisión del conocimiento porque al final somos personas que tenemos diferentes perfiles profesionales y actividades laborales dentro de la cirugía oftálmica.

La UAH está muy interesada en fomentar todas las actividades académicas, tanto de creación, distribución, como de diseminación del conocimiento. Tanto es así, que en relación a la COVID-19, la Universidad de Alcalá ha sido especialmente sensible hasta el punto de otorgar medallas de reconocimiento, tanto a hospitales como a personal sanitario o que pertenece a la Institución. Además, nuestro mentor es Catedrático de Microbiología, lo que le convierte en una persona especialmente sensible a estos temas.

Agenda

03, dic, 2020

Presentación oficial del III Encuentro de Cine Solidario y de Valores y la ...

04, dic, 2020

Ciclo de encuentros de #OperastudioEnTuCasa

09, dic, 2020

Este taller de fotografía con móvil, ofertado en exclusividad para los alumnos de ...

10, dic, 2020

Nuevo concurso fotográfico en torno a los ODS. La Universidad de Alcalá, en ...