‘Se ha puesto de manifiesto la importancia de tener científicos con una sólida formación para hacer frente a todos los desafíos a los que la humanidad ha de enfrentarse’

Jueves, 25 marzo 2021

La Universidad de Alcalá entregó recientemente los Premios de Investigación y Transferencia. Entre sus categorías se encontraba el galardón a la Excelencia Investigadora 2020 en el ámbito de las Ciencias Experimentales. La Profesora de la UAH, María Luisa Marina Alegre, recibió este premio de manos del rector, José Vicente Saz. Ella es Catedrática de Química Analítica en el Departamento de Química Analítica, Química Física e Ingeniería Química, miembro del Instituto de Investigación Química Andrés M. del Río de nuestra Universidad y además coordina el grupo  de investigación de Alto Rendimiento ‘Técnicas de (micro)-separación’.

- ¿Qué supone para usted recibir este galardón?

Ha sido una alegría muy grande. Supone un reconocimiento por parte de mi Universidad a toda una trayectoria investigadora y eso es una gran satisfacción después de tantos años de dedicación. También supone un reconocimiento al trabajo de todos aquellos que me han acompañado durante todos estos años en esta aventura, muy especialmente, los miembros del grupo de investigación ‘Técnicas de (micro)-separación’.

- De todas las investigaciones en las que ha participado, ¿cuál considera más importante?

La respuesta a esta pregunta no es fácil. He participado en numerosos proyectos de investigación y colaborado con muchos investigadores de diferentes centros, así como con empresas. En cada momento nos hemos marcado unos retos cuya consecución ha supuesto una interesante contribución a la ciencia y a la sociedad por diferentes motivos. De forma general, destacaría las contribuciones que inciden en la mejora de la salud de los ciudadanos, ya sea a través de la investigación en el campo de los fármacos, de los alimentos, del bioanálisis o del medioambiente. Algunas de las contribuciones dirigidas a mejorar la salud y la calidad de vida han sido el desarrollo de métodos eficaces para el control de calidad de fármacos o agroquímicos, la caracterización de alimentos y de su procesado para poner de relieve las sustancias químicas beneficiosas o perjudiciales que se generan según los tratamientos utilizados y proponer soluciones, la detección de adulteraciones alimentarias, la búsqueda de biomarcadores que permitan facilitar el diagnóstico de enfermedades, el diseño de estrategias para transformar residuos de la industria alimentaria en sustancias con propiedades beneficiosas para la salud o el estudio de la toxicidad de agroquímicos y contaminantes emergentes para el medioambiente y organismos no diana. En todos los casos, hemos puesto especial interés en que las estrategias desarrolladas tengan un reducido coste y mínimo impacto ambiental contribuyendo así a la sostenibilidad de los sistemas.

- ¿En qué investigaciones trabaja actualmente?

En la actualidad trabajamos en varias líneas de investigación, como son la búsqueda de biomarcadores mediante estrategias metabolómicas, el aprovechamiento de residuos de la industria agroalimentaria para la obtención de compuestos bioactivos, y el análisis de compuestos quirales. Este enfoque nos permite centrarnos en la resolución de problemas sociales que combinan la investigación aplicada con la básica. Todo ello, utilizando técnicas de bajo impacto económico y ambiental por el reducido consumo de disolventes y muestras.

El desarrollo de estrategias metabolómicas tiene como objetivo el estudio del conjunto de metabolitos o moléculas endógenas de bajo peso molecular producido durante el metabolismo y presente en las células, tejidos o fluidos biológicos. El perfil metabólico de un sistema biológico aporta gran información por lo que la metabolómica juega un papel muy importante en la búsqueda de biomarcadores en distintos campos como son el bioanalítico (biomarcadores de patologías) o el alimentario (biomarcadores de calidad y seguridad). Nuestras aportaciones en este campo se centran en el estudio de patologías renales (nefropatía diabética) y la propuesta de marcadores de calidad y seguridad de alimentos con fines a la caracterización del procesado y la detección de adulteraciones.

La obtención de compuestos bioactivos presenta gran interés ya que se ha demostrado que su consumo puede prevenir enfermedades. Estos compuestos se encuentran en numerosos residuos o subproductos de la industria agroalimentaria que terminan, en gran parte, en vertederos o incinerados, con el impacto ambiental que ello conlleva. La obtención de compuestos bioactivos (polifenoles, péptidos bioactivos, esteroles……) a partir de estos residuos permite la revalorización de los mismos, reduciendo el coste económico y medioambiental asociado a su eliminación, favoreciendo la economía circular y contribuyendo a obtener compuestos de gran interés en la industria alimentaria, cosmética o farmacéutica, entre otras. El empleo de tecnologías limpias nos permite obtener extractos con interesantes propiedades antioxidantes, antihipertensivas, hipocolesterolémicas, antiproliferativas, etc., a partir de huesos y pieles de frutas, por ejemplo. Evaluamos estas propiedades mediante ensayos in vitro e in vivo y colaboramos con distintas empresas del campo de la alimentación que aplican los procedimientos desarrollados.

También el análisis de compuestos quirales ha despertado un gran interés en los últimos años debido a que los enantiómeros de un compuesto quiral pueden presentar diferente actividad biológica. Desde el trágico suceso de la talidomida que causó tantas muertes y deformaciones en los bebés de madres embarazadas tratadas con este fármaco quiral, el análisis quiral se ha convertido en un aspecto muy relevante de la Química Analítica por el elevado impacto que puede tener en los campos farmacéutico, biomédico, alimentario, agroquímico o medioambiental, entre otros, y que ha requerido el desarrollo de metodologías de análisis quiral de alta sensibilidad. Las estrategias que desarrollamos permiten el control de calidad de fármacos, alimentos, cosméticos y productos agroquímicos, así como interesantes aplicaciones como son el estudio de la toxicidad de agroquímicos o contaminantes emergentes a nivel enantiomérico o el análisis quiral de biomarcadores de patologías en fluidos biológicos.

mluisa marina 3
La profesora de la UAH, María Luisa Marina

- ¿Qué apoyos recibe para poder realizar todas estas investigaciones?

Una parte importante de nuestro trabajo lo realizamos en colaboración con investigadores de otros grupos, tanto de nuestra Universidad como de otros centros nacionales e internacionales, lo que supone un importante apoyo que agradecemos muchísimo y confiere a nuestra investigación el carácter multidisciplinar que necesitamos. También agradecemos la financiación concedida al Ministerio de Ciencia e Innovación, a la Comunidad de Madrid, a los fondos europeos de los Programas FSE y FEDER, y a la UAH.

- ¿Cuáles son sus proyectos de futuro?

El principal proyecto de futuro es continuar con la actividad investigadora que desarrollamos y con la formación de investigadores. Ojalá que se den las circunstancias apropiadas para ello y que podamos disponer de los medios necesarios. Ahora más que nunca se ha puesto de manifiesto la importancia de hacer ciencia y de tener científicos con una sólida formación para hacer frente a todos los desafíos a los que la humanidad ha de enfrentarse. La investigación debe ser un aliciente para nuestros estudiantes de grado, máster y doctorado. Cumpliendo con las funciones de la institución universitaria, docencia, investigación y transferencia de conocimiento, continuaré trabajando para poder seguir contribuyendo al avance de la ciencia en la medida de mis humildes posibilidades.