Fragiltec gana el XI concurso de creación de EBT de la UAH

Jueves, 25 abril 2019

Se trata de un sistema de asistencia no invasivo para personas mayores presentado por profesores del grupo GEINTRA-USRF del Departamento de Electrónica. Su objetivo es mejorar la vida independiente de una población cada vez más envejecida en los países con economías desarrolladas.

fragiltecden
Juan Jesús García Domínguez.

En esta entrevista explica el proyecto uno de sus promotores, Juan Jesús García Domínguez, miembro delgrupo de investigación GEINTRA. Todos los participantes tienen una dilatada experiencia investigadora y de transferencia al sector empresarial y han participado en decenas de proyectos y contratos con empresas en ámbitos relacionados con la electrónica.

-Imaginamos que muy contentos con el premio, que no deja de ser un reconocimiento de la UAH
-Sí, la verdad es que los promotores de esta propuesta estamos muy contentos y agradecidos a la UAH por el premio. Sin duda es un reconocimiento a toda una trayectoria investigadora, ya que en lo que se refiere a la idea de este proyecto, el grupo viene trabajando  desde hace más de cinco años.

-Háblenos del proyecto FragilTec, ¿en qué consiste?
-El Sistema de Asistencia FragilTec consiste en un dispositivo hardware para la medida del consumo eléctrico a la entrada del hogar, que va más allá de las funcionalidades de un contador, puesto que  con el correspondiente software de análisis puede discriminar qué aparatos eléctricos o electrodomésticos se están utilizando e inferir rutinas básicas de la persona que habita dentro de la vivienda, tales como: hora de dormir, hora de levantarse, número de veces que se ha levantado por la noche, medida de la actividad del usuario diaria, horario de comidas, etc. A partir de esta información se dispondría de un sistema de monitorización básico y a su vez eficaz, robusto y no intrusivo, ya que el dispositivo de medida podría incluso estar fuera del hogar (punto de entrada del servicio eléctrico en el domicilio). En principio, el sistema está orientado a personas con un determinado grado de dependencia que vivan solas.
A través de FragilTec, los usuarios externos autorizados (normalmente familiares, cuidadores profesionales o personas autorizadas) podrán evaluar las rutinas detectadas así como las estadísticas de actividad. Adicionalmente, con el correspondiente aprendizaje automático del sistema, se podría comprobar si las actividades son las esperadas y, en caso contrario, enviar avisos o alarmas a la persona o personas responsables del cuidado de la persona que vive sola.

-¿Cómo surge esta idea de negocio?
-Esta idea nace de la motivación de afrontar uno de los grandes desafíos de nuestra era: el envejecimiento de la población en países en desarrollo. En particular, creemos que los sistemas actuales de monitorización de personas mayores en el hogar, que encajan dentro de lo que se conoce como Ambient Assisted Living, no son sostenibles a largo plazo. Por una parte, no están dimensionados para servir a este número creciente de personas, y por otra, son intrusivos, lo que muchas veces genera un rechazo de los usuarios. Pero, además de la población anciana, también habría que considerar el gran número de personas que viven solas con algún tipo de dependencia, que se verían también beneficiadas al disponer de un elemento de monitorización en su residencia que no se perciba como intrusivo.

-¿Qué ofrece este sistema de monitorización que no tengan otros existentes ya en el mercado y qué le diferencia de ellos?
A diferencia de otros sistemas, FragilTec proporciona al cliente lo que se conoce como ‘peace of mind’, de modo que se facilita a los cuidadores/familiares el seguimiento remoto de las rutinas de la persona bajo su cuidado, pudiendo recibir notificaciones en caso de algún comportamiento fuera de lo normal. El valor simbólico que se atribuye al producto es la tranquilidad que proporciona a familiares y cuidadores que, por circunstancias diversas, pueden no convivir con la persona anciana o dependiente y encuentran en este producto una vía no intrusiva de llevar un seguimiento de sus seres queridos. Sin duda, esta característica es singular comparada con otros sistemas domóticos instalados en el hogar, donde la persona monitorizada tiene que interactuar con el sistema, bien respondiendo al teléfono o activando/desactivando ciertos dispositivos (por ejemplo, el conocido botón de pánico).

-El sector de los mayores se ha convertido en una diana para la innovación tecnológica, dado el envejecimiento de la población
-Ciertamente. Solo en España el número de personas mayores de 65 años que viven solas es del orden de los dos millones (aproximadamente un cuarto de la población mayor de 65 años). En el año 2050 en España se prevé que casi el 40% de la población seamos mayores de 65 años, mientras que solo un 10% tendrá menos de 15 años. Estas estadísticas, cuyos efectos parecen influir solo a muy largo plazo, ya tienen sus efectos en nuestra sociedad actual, en lo que se refiere a gasto sanitario y sistema de pensiones, además de una necesidad de atención según los grados de dependencia de esta población. Otro factor importante a considerar es el estilo de vida que los mayores desean. Cada vez quieren tener una vida más independiente y prefieren desarrollar su vida cotidiana en sus propias viviendas, antes que trasladarse a centros socio-sanitarios donde puedan estar atendidos. En la situación de una persona mayor que elige vivir sola en su propio hogar, surge la preocupación cotidiana de familiares. Y en este aspecto, soluciones tecnológicas como FragilTec pueden ser de gran ayuda.

-¿En qué momento se encuentra la EBT y cuáles son sus aspiraciones futuras?
- Actualmente estamos estudiando todo el procedimiento legal para crear la EBT, además de analizar las posibles fuentes de financiación. Sin duda, hay un camino largo a recorrer desde la concepción de la idea hasta que la misma se materializa en un producto, y en este proceso se requiere contar con recursos tanto económicos como humanos. Estaríamos muy satisfechos si en un período de 6 meses pudiéramos tener un prototipo para empezar a realizar un proyecto piloto acotado, de manera que se pueda evaluar adecuadamente el producto antes de plantearnos su comercialización.

-¿Habéis analizado qué coste podría tener un producto de estas características?
-Este es un tema que se ha abordado en un plan de negocio inicial, pero deberá desarrollarse más cuando se disponga de información completa. Aproximadamente puede suponer un desembolso inicial de unos 150-250 €, dependiendo de los costes de instalación y, posteriormente, alguna cuota de mantenimiento mensual.

 

Agenda

06, dic, 2019

Hasta el 1 de marzo de 2020 podrán presentar trabajos a este concurso ...

20, dic, 2019

La Universidad de Alcalá, a través de la Fundación General, en colaboración con ...

01, feb, 2020

Abierto el plazo de inscripción para el workshop 'Nos vamos de boda' con ...

01, feb, 2020

La muestra está compuesta por 15 lonas expuestas en la Pérgola del Jardín ...