María Martín Serrano ha sido la ganadora de la última edición del Concurso ¿Dominas la Lengua? que organiza la Escuela de Escritura de la UAH.

Su nombre es María Martín Serrano. Estudió Periodismo y el Máster en Enseñanza de Español para Extranjeros del Instituto Cervantes y está a punto de licenciarse en Filología Hispánica en la UAH. María ha recibido como premio un cheque regalo por valor de 100 euros para gastarlos en la librería Diógenes de Alcalá de Henares.
En esta entrevista María, que trabaja dando clases de español para extranjeros en Madrid y da clases de inglés en una academia de Alcalá, explica cómo ha logrado superar los obstáculos hasta alzarse como ganadora de un concurso en el que ha habido 53 contrincantes.

María Martín Serrano.


-¿Por qué decidiste participar en el concurso de dudas? ¿Era la primera vez?
-Decidí participar porque me parece una iniciativa bastante interesante. Además, yo trabajo enseñando español, así que me gusta pensar y reflexionar sobre la lengua. Me parecía un reto porque es un concurso que exige dedicación y motivación.
No era la primera vez, creo que participé un par de veces en las primeras ediciones, pero llevaba algún año sin hacerlo. Este año leí la noticia de la convocatoria y decidí probar suerte otra vez. La verdad es que estoy encantada con el resultado.

-¿Qué es lo que te resulta más atractivo del concurso?
-Me gusta su carácter activo. Es interesante pensar e investigar sobre la lengua y darte cuenta de todos sus matices e infinitas posibilidades. Es un juego que engancha, la verdad. Creo que en los tiempos que corren, en los que la cultura y la educación parece que han pasado a un segundo (o tercero, o cuarto...) plano y viven arrinconadas e incluso ignoradas, es importantísimo que existan iniciativas de este tipo. Ojalá se valoraran y potenciaran más.

- El premio mayor, imagino, es la satisfacción de saber, de conocer cómo funciona el lengua
-Sí, como he dicho antes, nadie participa en un concurso de este tipo por una motivación económica. Lo más importante es tu propia superación y conocimiento.

-¿Cómo te has enfrentado al concurso, cuáles deben ser las habilidades de un buen concursante?
-Es difícil responder a esta pregunta. No me he preparado de una manera especial. Cada semana recibía la pregunta e intentaba en la respuesta pensar por mí misma. Creo que la intuición es algo importantísimo, por eso trataba de resolver las dudas antes de consultar en ningún sitio. Evidentemente, antes de redactar y enviar la respuesta final contrastaba mi primera intuición con algunas obras de consulta o con la opinión de amigos o compañeros.

-Cada vez escribimos y hablamos peor...
-Sí, parece que es una realidad. Pero creo que lo que hay que hacer no es lamentarse, sino intentar cambiar esa realidad. Eso tiene que hacerse desde la educación, por eso es tan importante defenderla y reivindicar su papel en estos momentos críticos. Y también creo que es importantísimo que los profesores tomen conciencia de que ya no se puede basar la enseñanza en una simple transmisión de conocimientos, sino en una adquisición de habilidades. Por supuesto, escribir es una de las habilidades más importantes que los jóvenes necesitan desarrollar. Lo que no es posible es que un alumno universitario no sepa expresarse en un examen. La culpa no la tienen sólo las nuevas tecnologías o la sociedad. Tal vez no se haya dado a la escritura el lugar que realmente merece en el sistema de enseñanza y hay que intentar que esa realidad cambie.

-Varios consejos a los estudiantes para 'dominar' mejor nuestra lengua
-Es importante desarrollar su curiosidad. Por supuesto, es necesario que lean cosas que les gusten porque de esa manera podrán escribir mejor. Es verdad que no es fácil que los jóvenes desarrollen esa curiosidad por la lectura y la escritura por sí mismos, así que hay que trabajar con ellos y motivarles. Creo que ese es uno de los grandes retos de la educación en el futuro.