El Club de Inversión de la UAH, formado en su mayoría por un grupo de estudiantes del grado bilingüe de Economía y Negocios Internacionales, ha quedado en tercera posición en la competición interuniversitaria de la Liga de clubs de bolsa.

Esta competición consistía en poner a prueba a universitarios con interés por los mercados y sin una experiencia elevada en la toma de decisiones de inversión en productos financieros básicos.

Adrián Cavia, Sayed Omar, Antoni Garau, Carla Pascual, María Alacid, Pablo de la Iglesia, Javier Miras, Víctor Flores, Mario Sabater, Alejandor Rodríguez, Álvaro Martín Tesorero, Jaime Fajar, Julio Pariente, Jorge Molines, Rubén Novo y Pablo Romera son los miembros del Club de Inversión de la UAH. En esta entrevista Jorge Molines, el portavoz, nos habla de la experiencia.

-¿Qué es el Club de Inversión de la UAH, cómo surge y cuál es vuestra actividad?

-El Club de Inversión de la UAH está formado por un grupo de estudiantes, la mayoría del grado bilingüe de Economía y Negocios Internacionales, a los que nos apasiona y nos inquieta el mundo de los mercados financieros.
El club de la UAH surge porque vi un anuncio en Internet de una competición de bolsa universitaria y pensé que sería una gran idea participar formando un grupo de personas que compartiéramos este interés común por las finanzas y a su vez pudiéramos tener la gran experiencia de poder tomar posiciones en el mercado de forma real. Lo comenté en clase y a varias personas le pareció algo interesante. A partir de ahí nos pusimos manos a la obra.
Durante el curso nos hemos reunido de forma periódica para comentar los principales acontecimientos en los mercados durante la última semana. También tratamos de dividir las empresas del Ibex 35 en sectores de eléctricas y energía, materiales básicos y construcción, y bienes de consumo para que cada uno pudiera seguir más de cerca determinadas empresas dependiendo de su interés y luego lo poníamos en común. Finalmente comentábamos aspectos técnicos de determinado activo para tomar posición en el mismo, así como el Stop-Loss (pérdida máxima que asumiríamos) y el Take-Profit (objetivo de beneficio) .

-¿En qué ha consistido el concurso interuniversitario?
-El funcionamiento de la competición era simple, cada dos semanas enviábamos el extracto de posiciones de nuestro bróker al coordinador de la liga y una hoja de cálculo con la rentabilidad que estábamos obteniendo a partir de las posiciones abiertas; el coordinador publicaba la información de todos los clubes participantes y de este modo podíamos ir viendo qué club tenía la mayor rentabilidad y también cuáles eran sus posiciones. Hemos podido trabajar en equipo y hemos visto que tomar decisiones en conjunto no es fácil y menos cuando está en juego tu dinero.

-Conseguir la tercera posición no ha debido ser fácil…

-Esta tercera posición se ha conseguido aplicando los conocimientos básicos de análisis técnico y fundamental que poseíamos. Creo que he de destacar las buenas operaciones que llevamos a cabo en abril con ArcelorMittal. Pese a que es una empresa que tenía una elevada deuda, venía previamente de estar muy castigada por la caída de las materias primas, lo que hizo que su producto se debilitara mucho y con ello su cotización. Así pues, captó nuestra atención, analizamos el potencial de recuperación que podría tener y decidimos entrar en dicho activo. Y fue una buena decisión…

-En España no hay mucha tradición de este tipo de eventos en la Universidad…
-Es cierto, y es triste. El mundo de la inversión tiene una tradición mucho más anglosajona, pero sí creo que los jóvenes han de tener un conocimiento básico sobre los mercados y saber qué es lo que pasa ahí fuera. Muchos de los acontecimientos que ocurren en los mercados financieros repercuten directamente en diversos agentes económicos y eso se puede ver reflejado en nuestra capacidad o nivel de vida de forma individual. Un claro ejemplo ha sido la gran depreciación de la libra tras el ‘Brexit’, con la que el poder adquisitivo de los británicos se ve muy castigado. Este acontecimiento nos muestra cómo nuestras vidas se pueden ver afectadas por los acontecimientos bursátiles y macroeconómicos. Y también cómo las decisiones políticas a ese nivel pueden causar importantes consecuencias en los mercados. Todo está cohesionado e interconectado en el mundo actual.

-A ser buen inversor ¿se aprende o se necesitan ciertas cualidades naturales, cierto ‘olfato’?. ¿Qué debe tener un buen inversor de bolsa?
-Por supuesto se necesitan unos conocimientos básicos que se han de aprender e interiorizar. En ese sentido agradecemos la formación recibida por profesores como Fernando Crecente o José Luis Crespo. También tenemos que saber con qué tipo de activo queremos operar, porque actualmente hay muchos productos que cotizan en los mercados aparte de las acciones.
Ahora bien, también es cierto que hemos de intentar comportarnos con serenidad ante las adversidades. Nos vamos a encontrar varias veces con nuestra posición en negativo en un determinado momento y es ahí cuando entra en juego la personalidad humana, el miedo. Hay que saber apoyarse en los pilares por los que tomaste esa decisión de inversión, basados en tus conocimientos, y refugiarte ahí. Y claro, antes de entrar en una inversión hay que decidir cuál es el máximo que estamos dispuestos a perder. Como bien se suele decir, disciplina o ruina.

-Vosotros, como estudiantes de Económicas y apasionados del mundo de la inversión ¿creéis que es un buen momento para invertir?
-La bolsa española ha sido la más castigada tras el ‘Brexit’, con unos mil puntos de caída. Desde ese 24 de junio, hemos recuperado una gran parte de la caída, aunque si nos ponemos en perspectiva y echamos un vistazo al gráfico nos encontramos en un canal bajista importante desde mayo de 2015… Yo no soy ningún especialista y me queda mucho por aprender pero puede que las materias primas presenten un buen aspecto, vienen de estar muy castigadas el año pasado, y desde el inicio de año están recuperándose (ejemplo: crudo). Por otro lado, hemos de estar muy pendientes de esta segunda parte del año, ya que después de estos severos castigos encontramos algunos activos a precio de saldo. Algunos esperan recuperaciones y creen que a peor no se puede ir… Mientras tanto continuamos aprendiendo de este apasionante mundo.

Noticias aleatorias

A más tiendas tradicionales y mercados municipales, ciudades más saludables

A más tiendas tradicionales y mercados municipales, ciudades más saludables


Investigadores de las Universidades de Alcalá y Johns Hopkins comparan el entorno alimentario de las ciudades de Madrid (España) y Baltimore (Estados Unidos) en un artículo publicado en ‘Preventive Medicine

 

La UAH participa en la Caravana Universitaria por la Movilidad Sostenible

La UAH participa en la Caravana Universitaria por la Movilidad Sostenible


La Universidad de Alcalá, por quinto año consecutivo la más sostenible de España según el Ranking GreeenMetric, se une, una edición más, a la Caravana Universitaria por la Movilidad Sostenible.