José Ignacio Bolonio, jefe de la Sección de Planes de Estudios Propios de la UAH ha publicado recientemente su segunda novela, ‘Cautivo de sí mismo’.

 

La obra relata como Antón, un joven nacido en Domingo Pérez, una de las aldeas del Condado de Orgaz, vive una serie de experiencias, a cual más intensa. Aún en el vientre de su madre alguien decide asesinar a su padre. Con pocos años deja de ver a su madre y se queda al cuidado del cura de su aldea y su ama. Enfermizo, con una infancia complicada, solo ve la luz en los ojos de Jimena, una niña nacida el mismo día que él en Domingo Pérez. Al lado del cura vivirá una experiencia que le marcará durante toda su vida. Pisará tierras tunecinas acompañando a una compañía de los tercios españoles como ayudante del capellán de una de las galeras que combatirá al turco. Su protector decide buscar su futuro en la carrera de las letras y propicia su ingreso en la Universidad de Alcalá, donde conocerá los entresijos de tan insigne institución y vivirá experiencias que nunca sospechó con la presencia omnipresente de Jimena en Alcalá de Henares. Deja la universidad. En Burgos se encuentra casualmente con uno de los profesores que conoció en la universidad, coincidencia que posibilita su presencia en el centro de Europa donde se celebra un gran acontecimiento: el concilio de Trento. Es cuando se ve reclutado para servir a Carlos V y los intereses de su Imperio. Durante dos lustros, su vida es un sobresalto continuo durante el que se dejará su vida, presidida por la veneración que profesa al emperador. Hubo un momento en el cree morir, pero consigue pisar tierra castellana de nuevo para reencontrarse con su pasado y sus seres queridos. Es testigo de las intolerancias de la época, cautivo de sus debilidades, sufre los delirios de los enemigos de su padre, acepta los derroteros que otros han elegido para conducir su vida, hasta el punto de dejarse la juventud en los caminos del centro de Europa para mayor gloria del emperador Carlos.

Más información