El profesor de Estratigrafía de la UAH, Fernando Barroso, ha contribuido al hallazgo de importantes fósiles que se creían perdidos tras el incendio de la antigua Facultad de Ciencias de la Universidad de Lisboa.

 

El incendio ocurrió el 18 de marzo de 1978. Como consecuencia, miles de piezas únicas de zoología, botánica, minerales o rocas, así como documentación se perdieron en pocas horas.

Más de 30 años después, el profesor Barroso, inició una colaboración con Vanda Faria dos Santos, paleontóloga y responsable de la colección de fósiles de invertebrados y plantas de del Museo de Historia Natural y de la Ciencia de la Universidad de Lisboa, que ha dado como resultado el hallazgo, entre los restos recuperados de aquel incendio, de fósiles -algunos de ellos importantes holotipos, es decir, ejemplares de un ser vivo sobre los que se ha realizado la descripción científica- que se suponían destruídos.

El Museo de Historia Natural y de la Ciencia es uno de los mayores museos nacionales sobre historia natural, ciencia y botánica.