Solar Orbiter viajará a Cabo Cañaveral a finales de mes para prepararse para el despegue

Viernes, 25 octubre 2019

Hace unos días, la nave espacila Solar Orbiter hacía su 'puesta de largo' oficial en el centro de pruebas AIBG, cerca de Munich (Alemania). En unos días, la nave, que ya ha completado su campaña de pruebas, viajará a Cabo Cañaveral. En esta nave viaja el detector de partículas energéticas, un instrumento diseñado por investigadores del grupo SRG de la UAH.

solardendefDurante el último año la nave se ha sometido a pruebas de vibración, pruebas térmicas y de vacío en IABG. Tras superarlas con éxito, está lista para viajar al lugar de lanzamiento, Cabo Cañaveral. El transporte se producirá el día 31 de este mes y el lanzamiento se llevará a cabo en el mes de febrero de 2020, según las previsiones.

Una vez lanzada seguirá una órbita elíptica alrededor del Sol, que la llevará hasta la órbita de Mercurio en su punto más cercano, a solo 42 millones de kilómetros del Sol. Partes de la nave espacial orientadas hacia el Sol tendrán que soportar temperaturas de más de 500 grados centígrados, debido a la radiación solar, que es trece veces más intensa que la recibida por satélites en órbita terrestre; mientras que otras partes de la nave permanecerán a la sombra, a -180 grados centígrados.

La misión es esencial para aprender más sobre la conexión Sol-Tierra ya que Solar Orbiter proporcionará una comprensión más profunda de cómo la actividad en el Sol está vinculada a las tormentas solares que pueden interrumpir los sistemas eléctricos en la Tierra, entre otras.

‘Solar Orbiter está listo para responder a algunas de las preguntas científicas más importantes sobre nuestra estrella y sus datos nos ayudarán a proteger mejor nuestro planeta de los desafíos globales del clima espacial’, según señaló Günther Hasinger, director de Ciencia de la ESA, que agregó que ‘gracias al arduo trabajo de nuestros equipos en la construcción y prueba de esta inspiradora misión espacial, hoy hemos alcanzado un hito importante en Europa’.

El amplio conjunto de instrumentos de que dispone permitirá estudiar el entorno de plasma localmente alrededor de la nave espacial y recopilar datos del Sol desde lejos, conectando los puntos entre la actividad del Sol y el entorno espacial en el Sistema Solar interior. Entre ellos, destaca el Detector de Partículas Energéticas (Energetic Particle Detector – EPD), desarrollado por miembros del grupo de investigación Space Research Group (SRG) de la Universidad de Alcalá, cuyo investigador principal es Javier Rodríguez-Pacheco, catedrático de Astronomía y Astrofísica, como parte de un consorcio en el que también participan la Universidad de Kiel (Alemania) y la Universidad Johns Hopkins (EE.UU.).

Solar Orbiter es una misión de la ESA en colaboración con NASA y el contratista principal es Airbus Defence and Space, con sede en Stevenage, Reino Unido. Sigue el legado de misiones como Ulysses (1990-2009) y SOHO (1995-presente) y tendrá importantes sinergias con la sonda Parker Solar Probe de la NASA (2018-presente).

 

Agenda

09, jun, 2020

La UAH y la Fundación General de la Universidad de Alcalá ofrecen una ...

09, jun, 2020

Como parte de su compromiso con la sociedad y la difusión de la ...

02, jul, 2020

El Coro y la Orquesta de la Universidad de Alcalá pondrán el broche ...