La Universidad de Alcalá celebra concentraciones simultáneas en sus tres campus ante la emergencia climática

Domingo, 29 septiembre 2019

El rector, José Vicente Saz, leyó un manifiesto a las puertas del Colegio de San Ildefonso. Después, decenas de personas aportaron sus propuestas para mejorar la sostenibilidad en la UAH, coincidiendo con el viernes, día 27, fecha en la que se celebraron concentraciones y manifestaciones en todo el mundo.

propuestacamden

Las concentraciones se llevaron a cabo frente al Colegio de San Ildefonso, en el Campus Ciudad; el edificio de Medicina y el edificio principal del Real Jardín Botánico Juan Carlos I, en el Campus Científico Tecnológico y en el edificio Multidepartamental, en el Campus de Guadalajara.

En el transcurso de las concentraciones el rector leyó un comunicado en el que manifestó la necesidad de actuar conjuntamente ante este reto global y ha pedido el compromiso de toda la comunidad universitaria para seguir avanzando en la puesta en marcha de medidas en pro de la sostenibilidad ambiental.

Posteriormente, los asistentes pudieron aportar sus propias iniciativas para luchar contra el cambio climático. Las aportaciones de los tres campus se recogerán en un documento común y serán analizadas para su posible aplicación.

La UAH, comprometida con el cumplimiento de la Agenda 2030 de Naciones Unidas
La Universidad de Alcalá colabora desde hace años con su entorno más cercano para alcanzar aquellos Objetivos de Desarrollo Sostenible propuestos por Naciones Unidas en los que tiene capacidad de intervención. Así, ha venido adoptando medidas que contribuyen a la sostenibilidad y a la salud de las personas, lo que ha sido reconocido en diferentes ediciones por el índice internacional GreenMetric que, en su última edición, la ha posicionado como la universidad líder en todo el mundo en eficiencia energética y lucha contra el cambio climático.

En este tiempo ha implantado políticas y programas de eficiencia energética, reduciendo el gasto energético y disminuyendo las emisiones de CO2 y otros gases de efecto invernadero. Además, desde 2012, la Comisión Nacional de la Energía certifica cada año que toda la energía eléctrica que consume se ha generado a partir de fuentes renovables.

Actualmente son varias las acciones puestas en marcha para seguir mejorando en este sentido; entre ellas la realización de un diagnóstico de los contenidos que se imparten en los títulos de grado para detectar el grado de sostenibilidad presente en los planes de estudio ofertados.