Alumnos de nueve universidades españolas participan en un manifiesto para una salida justa y sostenible de la crisis

Miércoles, 20 mayo 2020

Estudiantes de la Universidad de Alcalá, junto con alumnos universitarios de otras ocho universidades españolas, se han unido en red durante el confinamiento para lanzar una propuesta de cambio a la sociedad y a la universidad.

Más de 70 estudiantes de 9 universidades españolas, entre las que se encuentra la Universidad de Alcalá, han trabajado en red durante el confinamiento para lanzar una propuesta de cambio a la sociedad y a la universidad. Desigualdad, crisis climática, servicios públicos y cuidados son algunas de las claves del manifiesto.

Los alumnos han publicado su manifiesto el día 13 de mayo. En este documento, los estudiantes describen la sociedad en la que quieren vivir y la universidad en la que quieren estudiar. El manifiesto se ha presentado bajo el lema 'Nosotrxs también tenemos algo que decir'.

El proceso de reflexión y elaboración del manifiesto arrancó hace más de seis semanas, impulsado por los propios estudiantes y facilitado por el equipo de #GlobalChallenge, iniciativa de las ONG ONGAWA e InspirAction, que ofrece a los estudiantes universitarios acciones de formación y participación orientadas al cambio social. El programa surgió en 2015 en la Universidad Politécnica de Madrid y se ha extendido ya a otras diez universidades españolas.

A los estudiantes les preocupa el futuro de su generación, a la que le tocará dar el paso a la vida adulta y al mercado laboral en el fondo de una crisis económica cuya profundidad todavía no puede medirse. Pero también consideran que la crisis y el confinamiento han permitido visibilizar contradicciones sistémicas y abrir debates políticos que hace solo unos meses eran impensables, por ejemplo, sobre la desigualdad.

La sostenibilidad y el cambio climático son otros de los ejes fundamentales de esta reflexión. Con la economía en punto muerto por la crisis sanitaria, el manifiesto sugiere que es el momento de tomar otro camino. ‘Queremos una economía que piense en las personas y en el planeta’, recoge el texto.

Además, cuestionan qué papel debe jugar la universidad en este contexto. Los estudiantes reclaman una universidad que, además de formación académica, proporcione espacios para construir ciudadanía y participar en propuestas de cambio, empezando por formación en el funcionamiento de los impuestos y los gastos e ingresos públicos. Exigen también que las Declaraciones de Emergencia Climática, emitidas por muchas universidades españolas, se traduzcan en compromisos concretos, que van desde la reducción del consumo energético hasta el tipo de alimentación que se ofrece en las cafeterías de los campus.

El manifiesto se presenta a través de un vídeo en redes sociales que quiere acumular miles de visualizaciones. Los estudiantes esperan que muchos más puedan sumarse y apoyar sus propuestas y, sobre todo, que gobiernos y universidades dediquen tiempo a escuchar lo que tienen que decir.